Alerta en Costa Rica: más mareros buscan refugiarse en ese país

De 3 casos detectados en 2016, la cifra se incrementó a 16 durante el año pasado, según datos oficiales de la Policía Profesional de Migración (PPM), de ese país centroamericano

Costa Rica

Un fallido intento de asalto en Goicoechea (cantón de la provincia de San José, Costa Rica) facilitó la captura -el 20 de febrero anterior- de un salvadoreño sospechoso de ser miembro de una mara.

A cuenta gotas, pero con mucha consistencia, la cantidad de mareros ubicados por las autoridades en territorio costarricense va en aumento. No es una mera percepción.

De 3  casos detectados en 2016, la cifra se incrementó a 16 durante el año pasado, según datos oficiales de la Policía Profesional de Migración (PPM).

Los mareros salvadoreños han sido sorprendidos en diferentes puntos del país: Liberia, San José y Goicoechea son solo algunos lugares.

Los detenidos tenían tatuajes distintivos de las 2 principales maras afincadas en el triángulo norte de Centroamérica: La Barrio 18 y la Salvatrucha.

“Vemos un incremento en la cantidad de personas relacionadas con las maras. En el Centro de Aprehensión de la PPM tenemos a 4 mareros que están a la espera de trámites respectivos para deportarlos”, comentó Esteban Obando, director de la policía migratoria.

Alerta en Costa Rica más mareros buscan vivir en ese país 1

¿Cómo son detectados en el país? Según la policía, caen por su ligamen con hechos delictivos, ya sean asaltos o robos.

Distintas policías como Fuerza Pública o el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), realizan detenciones, investigan casos o reciben alertas anónimas.

Por ejemplo, en noviembre anterior, llamadas de vecinos permitieron ubicar en Liberia a un presunto miembro de la mara Salvatrucha tras mantener una actitud sospechosa.

El sujeto, con tatuajes en distintas partes del cuerpo, había sido deportado en 2014. No obstante, insistió en regresar.

Le interesa: Homicidios aumentan en un 18% en El Salvador

Algunos entran en condición de turista y deciden permanecer de manera indefinida.

Y es que, por ejemplo, durante 2017 unos 1.500 salvadoreños solicitaron refugio en Costa Rica en virtud de la ola de violencia y criminalidad que azota ese país.

Como hormigas

No existe un patrón de ingreso grupal. Más bien, son llegadas aisladas e individuales. Esto permite establecer, preliminarmente, que el interés no es formar una célula o un clan en el país.

“Se detectaron mareros o salvadoreños vinculados a las maras que ni si quiera traen tatuajes o identificaciones de ese tipo. Hay un par de casos en los que no hemos visto tatuajes, pero al cotejar información con grupos policiales de otros países nos refieren que sí están vinculados”, acotó Obando.

¿Cómo se procede? Al estar en condición migratoria irregular lo que sigue es una deportación para aquellos mareros identificados.

Hay un plazo de 30 días para cumplir el trámite del proceso y acelerar la expulsión del territorio.

Sobre los 4 pandilleros que están detenidos administrativamente, la PPM espera completar el proceso para la deportación y el traslado hacia El Salvador en las próximas semanas.

En mayo de 2017, el OIJ reveló que monitorean constantemente a 4 exmareros que residen en en el país.

Dos de ellos son salvadoreños con condición de refugiados, un extranjero más está preso en el centro penal La Reforma y otro es un costarricense, quien perteneció a las pandillas tras residir en Estados Unidos.

Michael Soto, jefe de la Oficina de Planes y Operaciones (OPO) del OIJ, indicó en ese momento que “el monitoreo constante permite afirmar que los exmiembros de las pandillas no están cometiendo ningún tipo de delito aquí“.

La cifra dada por el OIJ dista con la de la PPM. Pues, a mayo de 2017, la policía judicial indicó que solo en el primer semestre del 2016 ingresaron un total de 30 presuntos mareros a territorio tico.

Dichos números captan la atención y refuerza la tesis sostenida, pues entre 2006 y 2016 se identificaron un total de 22 casos.

Casos recientes

20 de febrero 2018: Oficiales de Fuerza Pública de Goicoechea, tras una alerta de asalto, detienen a un sujeto de apellido Orellana vinculado con delitos contra la propiedad y presuntamente integrante de una mara salvadoreña. Tenía tatuajes alusivos a la Salvatrucha.

4 de diciembre de 2017: Marero salvadoreño de apellido Rivas es detenido mientras deambulaba sospechosamente en las calles de Filadelfia, en Guanacaste. La detención fue posible tras el reporte de unos vecinos de la localidad.

28 de noviembre de 2017: Fuerza Pública detiene en Liberia, a un presunto miembro de la mara Salvatrucha. El sujeto, de apellido Orantes y nacionalidad salvadoreña, fue capturado tras la llamada de varios vecinos.

11 de octubre de 2017: Miembro activo de las maras centromericanas es deportado de suelo costarricense hasta El Salvador, país donde acumulaba 2 órdenes de captura por homicidios. Fue detenido en agosto, mientras la policia salvadoreña lo ubicó como un miembro de la Barrio 18.

8 de junio de 2017: hombre de 26 años y apellido Alfaro, de nacionalidad salvadoreña, es detenido entre vendedores ambulantes en San José. Lucía tatuajes similares a los que caracterizan a la Barrio 18.

(Visited 63 times, 1 visits today)

Artículos relacionados