California buscan impedir que haya redadas migratorias en el trabajo

La AB 450 se basa en la orgullosa tradición californiana de proteger a todos los trabajadores.

Estados Unidos

Aunque la última gran redada migratoria en California ocurrió hace casi una década, una medida que ya fue aprobada en la Asamblea estatal y ahora va hacia el Senado busca impedir que haya este tipo de operativos.

Se trata de la medida AB-450, la ley de protección de trabajadores inmigrantes, un proyecto de ley escrito por asambleísta David Chiu (D-San Francisco) que protege a los trabajadores de incursiones disruptivas en el lugar de trabajo. La AB 450 llega mientras se ha duplicado el número de arrestos de inmigrantes sin antecedentes en los primeros meses de 2017, y muchos defensores de los inmigrantes temen que las incursiones en el lugar de trabajo sean la próxima arma de las autoridades migratorias.

Además lea: Disminuye el número de deportados de EE.UU. a México

“En un ambiente de división y miedo, California debe continuar defendiendo a sus trabajadores, protegiendo sus valores, y asegurando que sus leyes protejan a todos nuestros residentes”, dijo el asambleísta Chiu, un hijo de inmigrantes y un exabogado de derechos civiles.

“La AB 450 declara la determinación de California de proteger a nuestra economía y las personas que están trabajando arduamente para contribuir a nuestras comunidades y criar a sus familias con dignidad. Al mismo tiempo, el proyecto de ley ofrece a los empleadores claridad sobre qué hacer cuando los agentes de ICE se presentan a sus negocios con incursiones indiscriminadas”.

Le puede interesar: Las nuevas preguntas que hará EE.UU. a solicitantes de visa

California no ha tenido una buena historia con incursiones en el lugar de trabajo. Las redadas pasadas ocurrieron bajo los auspicios de las órdenes de detención individual estrechas que el ICE utilizaba para cuestionar y detener a cada empleado en un lugar de trabajo, incluyendo a los ciudadanos y trabajadores estadounidenses que estaban legalmente en el país, violando sus derechos constitucionales básicos.

La última gran redada ocurrida en el estado fue en 2008, cuando agentes migratorios irrumpieron en la fábrica de cartuchos de tinta para impresoras Micro Solutions Enterprises en Van Nuys, en el Valle de San Fernando, y detuvieron a 130 trabajadores presuntamente indocumentados.

(Visited 19 times, 1 visits today)

Artículos relacionados