Ayuda de inmigrantes, pieza clave en la lucha con la MS-13 en los Ángeles

El enfoque no es sólo en la MS-13, sino todos los grupos delictivos que operan en la ciudad.

Estados Unidos

El director de la División de Narcóticos y Pandillas de la Policía de Los Ángeles (LAPD), Stephen M. Carmona, asegura que la ayuda de los inmigrantes es fundamental en su lucha contra la pandilla MS-13, a la que el presidente Donald Trump ha prometido derrotar y expulsar del país.

“La MS-13 es un problema en Los Ángeles, en el país, pero el número de miembros se ha ido reduciendo en los últimos diez años en la ciudad, y una de las razones de este logro es la relación con la comunidad”, aseguró el jefe de la división de narcotráfico y pandilla.

Mire aquí: Familias inmigrantes temen ser separadas por las redadas del ICE

El nombre de la MS-13 y su peligrosidad volvió a estar en la palestra pública después que el presidente nombrase a esta pandilla como el enemigo número uno del país a finales de abril.

Días después, el fiscal general, Jeff Sessions, hizo su parte al anunciar una política de “cero tolerancia” del Departamento de Justicia frente a las pandillas como la MS-13, cuyos miembros, afirmó, acceden al país en su mayoría a través de la frontera sur de Estados Unidos.

Además lea: EE.UU. teme que “El Chapo” Guzmán mate a sus abogados

Tras estas declaraciones, los ojos del país se volvieron hacia Los Ángeles, ciudad que vio nacer al grupo criminal en la década de 1980.

El jefe de la unidad ratificó la participación de indocumentados en las pandillas, pues se estima que, a nivel nacional, el 60 % de los miembros de las bandas hispanas son inmigrantes sin estatus legal.

Sin embargo, los datos y estadísticas que manejan las autoridades angelinas se han logrado por la estrecha relación que se tiene con los vecindarios, fruto de años de trabajo, especialmente los de más bajos recursos, donde la presencia de las pandillas es mayor.

 

 

 

(Visited 27 times, 1 visits today)

Artículos relacionados