Barcelona vence 3-0 al Valladolid y recupera su brillo

Con goles de Clement Lenglet, Martín Braithwaite y Lionel Messi, los azulgranas consiguieron una victoria importante en el torneo local

España

El FC Barcelona firmó uno de sus partidos más completos esta temporada tras derrotar al Real Valladolid (0-3) con gran facilidad y un juego coral que permite a los culés recuperar sensaciones antes del mini parón navideño y no perder comba con Real Madrid y Atlético pese a su ya dilatada distancia tras 15 jornadas en la Liga Santander.

El equipo de Ronald Koeman tardó muy poco en hacer olvidar su imagen ante el Valencia. La presión en campo contrario, un cambio de sistema con carrileros, los esfuerzos colectivos y una mejor versión de Messi -bien acompañado pese a la suplencia de Griezmann- dejaron una primera parte sensacional de los blaugranas, que a los 20 minutos estrenaron el marcador con un testarazo de Lenglet.

El francés remató a placer tras un centro exquisito de Messi. El gol puso alas al FC Barcelona, que siguió los planes que más le gustan a su técnico: un gran despliegue físico, impedir la salida del rival y una rápida circulación en los metros finales. Lo consiguieron, con la suerte, de marcar el segundo de la noche pasada la media hora. El Valladolid se quedó muy ‘tocado’.

En esta ocasión fue Martin Braithwaite, que está demostrando con creces su valía para jugar en este Barça. El danés suma cinco dianas y parece un fijo en el once. No sólo aporta con sus goles, este martes fue un buen socio para Messi y también para Pedri, el protagonista inesperado partido tras partido. El canario comienza a hacer rutina de la excepción.

Antes de que reclamase los focos, el 0-2 de Braithwaite, que marcó en boca de gol a pase de Serginho Dest, enrabietó al Valladolid, necesitado de puntos en la penúltima plaza. Los de Sergio González dieron un paso al frente, tuvieron ocasiones en un disparo de Alcaraz y un cabezazo de Javi Sánchez, pero sobre todo en un disparo de Orellana que obligó al lucimiento de Ter Stegen.

Ninguna de ellas entró y nada estropeó el guion del Barça. El 0-3 y esta última parada del portero alemán fueron la guinda para los blaugranas en un partido prácticamente perfecto, que ya estaba cerrado gracias a Messi, Pedri y De Jong. El ex del Ajax fue el arquitecto de la jugada, pero el canario se encargó de envolverla con un taconazo precioso que acompañó el de Rosario con un control y un disparo cruzado. El gol confirmó la mejoría del Barça.

Los de Pucela -tras el cambio pertinente de un delantero por un defensa- se volcaron en el campo contrario, pero no pudieron ni maquillar el luminoso en un final en el que apenas pasaron cosas. Solo Messi pudo haber cambiado el resultado con un lanzamiento a la base del poste. El Barça sale de Pucela con una buena bombona de oxígeno, mientras que el Valladolid -que suma su segunda derrota en casi dos meses- corta su recuperación y seguirá en puestos de descenso.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Artículos relacionados