Centroamérica y Suramérica sufren presión por flujos migratorios

La cantidad de centroamericanos que se trasladan hacia los Estados Unidos sin papeles en busca de nuevas oportunidades de trabajo, han aumentado en los últimos dos años, así lo revela un documento emitido por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

“El tránsito hacia el norte de estos migrantes ha generado un gran reto para los países de América Central y algunos países de América del Sur”, señala el documento. “La respuesta debe contar con la perspectiva hemisférica”, exhortó Almagro.

Los países americanos se enfrentan al desafío de unos flujos migratorios con alta diversidad étnica y, por tanto, de idiomas, religiones y culturas, que se mueven en condiciones de irregularidad por el continente, lo que hace a estas personas “particularmente vulnerables al tráfico, a la trata” y a otros riesgos intrínsecos a la movilidad irregular.

Si bien el informe califica de “extraordinario” el aumento que estos flujos irregulares han registrado desde 2015, apunta que aún es pronto para saber si se confirmará esa tendencia hacia Estados Unidos o si surgirán nuevos destinos finales.

Lea también: El desempleo baja ligeramente al 4.7% en EE.U

No obstante el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha iniciado una política de combate a la inmigración ilegal, situando a todos los indocumentados como prioritarios para la deportación, y se dispone a levantar su polémico muro en la frontera con México para frenar la entrada de más.
Estados Unidos es el país de destino más importante para los migrantes, no solo de las Américas, sino de todo el mundo. Entre 1990 y 2013, la población inmigrante allí se duplicó, y en 2013 cinco de cada seis migrantes de las Américas y uno de cada cinco en todo el mundo vivían en Estados Unidos.

Fuente: La Prensa Grafica

(Visited 24 times, 1 visits today)

Artículos relacionados