Consejos para hacer deporte y ahorrar dinero

Existen varias formas de mantenernos bien físicamente y mejorar nuestra salud y no necesariamente tenemos que acudir a un gimnasio.

Está comprobado que una vida balanceada brinda beneficios importantes a nuestro cuerpo, ayudando no sólo a vivir más, sino a que la vida que llevamos sea más saludable y plena.

Pero cuando nuestro presupuesto no alcanza para pagar una membresía en el gimnasio o una sesión de entrenamiento, solemos dejar de lado la actividad física y sin querer propiciamos un mayor impacto en nuestras finanzas personales: Mayores gastos en la comida de la calle, compra de ropa nueva por cambio de peso y además.

Le puede interesar: Nace hombre-cordero en Sudáfrica

Salir a trotar a la calle no representa prácticamente ningún gasto. Es una buena medida para que puedas ahorrar el costo de una mensualidad fija en el gimnasio.

Estructurar una rutina de ejercicio en casa. Caminar a la tienda, al banco o al trabajo, en vez de utilizar el carro, es una buena idea que nos permitirá ejercitar al mismo tiempo que contribuiremos a preservar el medio ambiente.

Otra opción es organizar grupos con amigos, vecinos o compañeros de oficina para realizar actividades físicas y motivarse entre sí.

Sacar a pasear al perro no es sólo un momento de dispersión y diversión sino que contribuirá a ahorrar en los gastos propios de tu salud y en los de la mascota.

Sin embargo, siempre es bueno que consulte a un nutricionista y empiece a implementar una rutina de alimentación saludable. “Comer en la calle o comprar en el súper más de lo que necesitas puede generarte un gran impacto en tu sueño de mantener en forma tu cuerpo y presupuesto”.

 

(Visited 44 times, 1 visits today)

Artículos relacionados