Denuncian que menores inmigrantes pasan 22 horas al día encerrados en refugio

El promedio de días de estancia en el centro de Brownsville es de 52 días. Posteriormente, los menores pasan a vivir con un adulto al que llaman ‘patrocinador’.

Estados Unidos

La rutina diaria de los casi 1,500 menores inmigrantes alojados en Casa Padre, en Brownsville (Texas), parece más la de una prisión que la de un refugio temporal, gracias a la política de ‘tolerancia cero’ abanderada por el secretario de Justicia, Jeff Sessions, y por la que muchos de ellos fueron separados de sus familiares al llegar a territorio estadounidense.

Los jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 10 a los 17 años, pasan al menos 22 horas al día y 21 horas cuando es fin de semana encerrados en una edificación que fue una tienda Walmart. El recinto fue dividido en varias habitaciones con capacidad para cuatro personas cada una, pero en realidad albergan cinco.

Lea aquí: Arrestos de indocumentados con Trump son la mitad que hace 5 años con Obama

Quienes llevan las riendas de Casa Padre afirman que no fueron notificados con antelación de la nueva política del Departamento de Justicia de procesar al 100% de los inmigrantes que cruzan la frontera de manera ilegal. Como era de esperar, se produjo un aumento en el número de albergados y ahora el centro está por encima de su capacidad.

Según el presidente de South West Key, la organización sin ánimos de lucro que opera el refugio de Brownsville, advirtió que estos refugios improvisados pueden no contar con personal especializado.

 

(Visited 53 times, 1 visits today)

Artículos relacionados