Desarrollan una vacuna intranasal basada en una forma atenuada del coronavirus

Los médicos coreanos han cultivado muestras del patógeno en cultivos de células humanas.

Corea del Sur

Científicos de Corea del Sur han desarrollado una vacuna intranasal contra el nuevo coronavirus basada en una forma atenuada de SARS-CoV-2, que se ha probado con éxito en ratones transgénicos con una versión humana del gen ACE2. Los resultados preliminares del trabajo han sido publicados en la biblioteca científica electrónica bioRxiv.

El portal señala que el artículo de los científicos no fue revisado por expertos independientes ni por editores de revistas científicas, como suele ocurrir en estos casos. Por lo tanto, las conclusiones de este y artículos similares deben tratarse con precaución.

Enseñar al virus a vivir a temperaturas bajas

Para desarrollar una especial forma atenuada del virus, los investigadores, dirigidos por el profesor del Instituto para el Estudio de la Gripe surcoreano, Sang Heui Seo, le han enseñado a vivir dentro de las células humanas a una temperatura relativamente baja.

Los médicos coreanos han cultivado muestras del patógeno en cultivos de células humanas. Después de que la tasa de reproducción de SARS-CoV-2 alcanzó un cierto nivel, bajaron gradualmente la temperatura de las muestras. Así, los científicos han reducido la temperatura óptima para su existencia de 37 a 22 ° C.

Como resultado, el virus adquirió aproximadamente 37 nuevas mutaciones, se adaptó a las bajas temperaturas y, al mismo tiempo, perdió la capacidad de reproducirse en condiciones normales. Gracias a esto, el sistema inmunológico comenzó a reconocer la infección y aprendió a combatirla introduciendo una gran cantidad de partículas virales inactivas en la mucosa nasal.

Los biólogos realizaron pruebas, utilizando ratones con una versión humana del gen ACE2, que son muy vulnerables a los ataques de coronavirus.

Los experimentos han demostrado que la forma debilitada del virus no infectó a los roedores con el coronavirus. Al mismo tiempo, los protegió de la infección posterior con formas completas de coronavirus, lo que obligó a su defensa inmune a producir anticuerpos. En un futuro cercano, el profesor Sang y sus colegas planean realizar experimentos similares en animales más grandes y también se están preparando para experimentos en humanos.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Artículos relacionados