EEUU coloca kilómetros de alambrado en frontera con México

Está previsto que el despliegue militar finalice el 15 de diciembre y no está claro qué pasará con la alambrada.

Estados Unidos

El presidente Donald Trump envió unos 5.800 soldados a la frontera para prevenir la llegada de grandes grupos de migrantes centroamericanos que viajan a través de México, una medida que los críticos denunciaron como un intento de sacar crédito político antes de las elecciones de mitad de mandato celebradas a principios de este mes.

Trump dijo que el avance de la caravana de migrantes implicaba una “emergencia nacional” ante lo que calificó de “invasión” con “pandilleros y algunos matones muy malos”.

Hasta ahora, lo más visible del despliegue de Trump es la alambrada, un obstáculo físico diseñado para conducir a los migrantes peticionarios de asilo hacia los puntos de entrada organizados en territorio estadounidense.

Lea aquí: Cerrados más de la mitad de los carriles en cruces fronterizos de Tijuana y San Diego

Durante el fin de semana, se pudo ver al pelotón del teniente Alan Koepnick extendender la alambrada a lo largo de la rivera de un tranquilo parque junto al río, cerca del centro de Laredo.

Mientras las familias paseaban perros, cocinaban salchichas a la parrilla y se relajaban, los soldados montaron el alambre no sin rasgarse en alguna ocasión los uniformes de camuflaje con las púas metálicas.

Koepnick reconoció que algunos vecinos de Laredo mostraron su inquietud por las vallas y la presencia de las tropas.

“Pero también hay mucho apoyo, gente que viene, veteranos que nos dan la mano, nos traen pasteles, agua… cosas así”, explicó a la AFP Koepnick.

Mire además: Gobierno de Trump endurece requisitos para visas de trabajo

Unos 100 metros detrás de él, se puede ver a un grupo de personas en la margen mexicana del río.

“Verá gente del otro lado del río, maldiciéndonos en español y arrojándonos botellas. Pero en este lado es más positivo”, dijo Koepnick

El teniente y sus hombres van desarmados, aunque un grupo de policías militares armados permanecen a su lado como “fuerza de protección”.

Las leyes de Estados Unidos no autorizan a los militares a ejercer funciones policiales, por lo que los soldados no tendrán ninguna interacción directa con los inmigrantes.

 

 

 

 

 

(Visited 35 times, 1 visits today)

Artículos relacionados