El papa viaja a Panamá para reunir a jóvenes ante la pobreza y la migración

La mayoría de los jóvenes peregrinos se inscribieron para participar en las distintas actividades de la JMJ.

Panamá

El papa Francisco emprenderá este miércoles su primera visita a Panamá, donde será recibido por miles de jóvenes latinoamericanos, a los que instará a “cambiar el mundo” ante la pobreza, la violencia y el drama de la migración.

Es la tercera vez, que el papa argentino viaja para presidir la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica, después de las celebradas en Río de Janeiro, Brasil, en julio de 2013 y Cracovia, en Polonia, en julio de 2016.

Más de 200.000 jóvenes de 150 países asistirán al evento, la mayoría son latinoamericanos.

Mire además: Colocan brazaletes a migrantes que ingresan a México

“Esa es la fuerza de los jóvenes, la fuerza de todos ustedes, la que puede cambiar el mundo; esta es la revolución que puede desbaratar los grandes poderes de este mundo: la revolución del servicio”,  dijo el papa en un mensaje de vídeo enviado.

La primera edición en Centroamérica de la JMJ estará marcada también por la crisis migratoria que viven varios países centroamericanos, por la salida de miles de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños en caravana rumbo a Estados Unidos, huyendo de la pobreza.

Francisco, sumamente sensible a ese tema, aprovechará la ocasión para hablar a esos jóvenes migrantes del fenómeno regional.

El papa permanecerá del 23 al 27 de enero, ofrecerá varias misas, visitará un centro de detención juvenil y a enfermos de sida además de reunirse con los 70 obispos de Centroamérica.

Francisco regresa a América Latina un año después de su visita a Chile, ensombrecida por las protestas y los escándalos de abusos sexuales a menores por parte de curas y su encubrimiento.

La mayoría de los jóvenes peregrinos se inscribieron para participar en las distintas actividades de la JMJ, entre ellas un viacrucis el viernes 25 y una vigilia al aire libre el sábado 26 en el Campo San Juan Pablo II.

La misa final se realizará en las afueras de la capital panameña, donde se ha levantado una gigantesca tarima para que a lo largo de casi 3 kilómetros los asistentes puedan seguir la intervención del pontífice.

La gran “fiesta” de la juventud católica latinoamericana costará 54 millones de dólares, en parte aportados por patrocinadores y donantes.(AFP)

(Visited 31 times, 1 visits today)

Artículos relacionados