El Real Madrid se hace respetar en casa

El Real Madrid sí hizo la tarea y derrotó al Napoli por tres goles a uno. Los italianos comenzaron ganando pero Benzema y compañía solventaron el problema.

De entrada el Real Madrid pudo abrir el marcador con un tiro de Benzema que se fue a la mano derecha de Reina. El arquero español se colocó firme para repeler el disparo a quemarropa. Luego al minuto siete, sería Navas el guardameta sorprendido. Insigne vislumbró al tico mal posicionado y remató desde fuera del área para poner el marcador a favor de los italianos.

El gol del Napoli vino en un buen momento madridista, pero no por eso los blancos se desmoralizaron. Solo les tomó diez minutos a los de Zidane para emparejar las cosas. En un centro a tres dedos de Carvajal, el gato Benzema cabeceó para el 1 a 1. Con su tanto, el francés se convierte en el jugador con más goles de cabeza en la presente edición de la Liga de Campeones.

El duelo se volvió completamente blanco desde el empate. El Madrid desarrolló más claridad de juego para crear importantes jugadas de ataque. Al 27, Cristiano Ronaldo se encontró con el esférico dentro del área pero disparó por encima del travesaño de Reina. Después, al 41, Karim Benzema estrellaría la pelota en el poste. El Madrid se acercaba y el Napoli solo defendía.

En la segunda mitad el Madrid salió con el mismo ritmo. El empate seguía siendo bueno para los napolitanos por lo que los de Zidane debían salir con todo para buscar la ventaja.

En una jugada por derecha, Ronaldo conectó con Kross para que alemán rematara por bajo y así vencer a Reina. La segunda anotación blanca llegó a los siete minutos del segundo tiempo. Por lo tanto había segundos de sobra para que el Napoli empatara o para que el Madrid aumentara su marcador. Sucedió lo último.

Al 53, Casemiro remató providencialmente para colocar el balón al ángulo en un golazo que puede ser crucial para finiquitar la eliminatoria. El brasileño agarró la pelota templada y con un latigazo de su pierna derecha clavó la número cinco en las redes.

El ritmo de ataque del Madrid se vio ralentizado en los minutos siguientes. Los de Maurizio Zarri se animaron en ofensiva pero sin tener precisión.

En una linda jugada James quedó solo para definir. No obstante Reina detuvo el remate. Mientras tanto, los visitantes dominaban arriba pero sin llegar al área. Al minuto 81, Callejón cerró para anotar, empero, el español goleó en fuera de lugar y la acción fue señalada por el línea.

Los últimos minutos transcurrieron sin mayores percances para el Madrid. El equipo de Zidane viajará a Italia con la ventaja de dos goles y con la responsabilidad de no confiarse ya que el gol de visita es ahora el mayor signo de esperanza para los napolitanos.

El partido de vuelta será el próximo siete de marzo en el Estadio San Paolo.

Notas Relacionadas