En Guatemala está en riesgo lucha contra la corrupción

El informe asegura que los guatemaltecos saben cómo pedir cuentas a sus gobernantes.  

Guatemala

Las extensas dilaciones en los procedimientos penales de Guatemala, con “nefastas” demoras agravadas por la lentitud con la que el poder Judicial emite sus resoluciones, hacen peligrar la lucha anticorrupción emprendida en el país, un hito que sentó precedentes en todo el mundo.

Esta es una de las principales conclusiones del informe “Carrera contra el tiempo”, divulgado en Ciudad de Guatemala por Human Rights Watch (HRW), una organización que destaca que en los últimos años la nación centroamericana ha logrado “enormes avances” en el combate a la impunidad que ahora pueden caer en saco roto.

Le puede interesar: $ 1,000 millones recibirá el Triángulo Norte de CA de EEUU

En el documento, de 59 páginas, la organización repasa la situación de casos emblemáticos como “La Línea”, que supuestamente lideraban Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti – expresidente y exvicepresidenta del país y ambos en prisión preventiva-, o las “Plazas Fantasmas” descubiertas en el Congreso.

Mire aquí: Standard & Poors declara a Venezuela en “default selectivo”

En esos procesos el informe explica cómo “jueces y abogados entorpecen los procedimientos penales” al no aplicar normas de admisibilidad para los amparos, no cumplir con los plazos en la resolución de solicitudes de recusación o demorar los procedimientos sin razón.

Los abogados defensores “sacan provecho” de estas “deficiencias del poder judicial”, en la que los implicados no rinden cuentas por los retrasos que afectan no solo a casos de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), sino a otros relacionados con las vulneraciones a los derechos humanos durante la guerra civil (1960-1996), como el del exdictador Efraín Ríos Montt.

Notas Relacionadas