Encerraron a su hijo en una jaula y le arrojaron agua hirviendo hasta que murió

Las causas de la muerte fue provocada por golpes en la cabeza y las quemaduras del agua hirviendo que le arrojaron sobre su espalda y pantorrillas.

Singapur

Los cortes en la cara de un niño de cinco años que supuestamente fue asesinado por sus padres podría haber sido causado por la jaula de mascotas en la que lo encerraron, concluyó ayer un tribunal.

Azlin Arujunah y Ridzuan Mega Abdul Rahman, ambos de 27 años, además fueron acusados ​​de arrojar agua hirviendo sobre su hijo en su casa en Singapur, hace tres años.

Esta semana comenzó el juicio y durante el primer día el jurado escuchó que el niño de cinco años fue encerrado en una caja para gatos y torturado con cucharas y pinzas calientes durante meses antes de morir.

Las causas de la muerte, según la información de los fiscales, fue provocada por golpes en la cabeza y las quemaduras del agua hirviendo que le arrojaron sobre su espalda y pantorrillas.

El Dr. Chan Shijia, examinó el tamaño de la jaula. Mide menos de tres pies de largo, menos de dos pies de ancho y poco más de dos pies de alto. Según informó al Straits Times, el niño se clavó las barras metálicas mientras se retorcía de dolor por las quemaduras. Eso le provocó los cortes.

Además, tenía una fractura en la nariz y hematomas en las extremidades. El cuero cabelludo, los labios y las encías del niño estaban desgarrados, contó el patólogo.

La lista de lesiones horribles es larga, incluyendo quemaduras de segundo a tercer grado en el 75 % del cuerpo del niño, lesiones renales agudas, deshidratación, nariz rota, cortes en la cara y retraso aislado del habla.

El niño murió solo un día después de su ingreso en el hospital.

El sistema legal de Singapur mantiene una pena de muerte obligatoria por varios delitos, incluido el asesinato. Si se los encuentra culpables, Azlin y Ridzuan podrían ser ejecutados en la horca de la prisión de Changi.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Artículos relacionados