Energía renovable y bancos mueven la IED en Centroamérica

dt.common.streams.StreamServer (2)

Con un 43% del total, Panamá continúa siendo el principal receptor de IED en la subregión; le siguen Costa Rica (26%), Honduras (10%) y Guatemala (10%). En el último año, los sectores de energía renovable y financiero se han destacado como los principales destinos de las entradas de IED en la subregión. Por su parte, la inversión extranjera directa en el Caribe disminuyó 17% hasta alcanzar US$5.975 millones.

Captura de pantalla 2016-06-15 a las 10.3(800x600)

Las movidas empresariales en 2015

En octubre de 2014, Citibank anunció la intención de vender sus activos en cinco países de Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá) y el Perú. Entre los interesados para adquirir los activos centroamericanos, valorados en unos US$1.500 millones, estuvieron la entidad española Banco Popular y las
instituciones colombianas Aval y Banco Promérica. No obstante, las negociaciones no prosperaron. Finalmente, los activos de Citibank se vendieron por separado: el banco canadiense Scotiabank adquirió las operaciones en Costa Rica y Panamá; el grupo hondureño Ficohsa compró los activos en Honduras y Nicaragua; el grupo nicaragüense América se hizo con las operaciones en Guatemala, y el grupo hondureño Atlántida adquirió los activos en El Salvador.

Por su parte, la compañía de seguros estadounidense American International Group, Inc. (AIG) vendió todas sus operaciones en la subregión (El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá) a la empresa panameña ASSA, que ya tenía actividades en Costa Rica, El Salvador, Nicaragua y Panamá. La venta de los activos de Citibank y AIG principalmente a entidades centroamericanas contribuirá a una mayor integración empresarial en la subregión.

Panamá

En 2015, la IED en Panamá aumentó un 17% y llegó a los US$5.039 millones. Esta cifra constituye un récord histórico que posiciona al país como el primer receptor de Centroamérica y el séptimo de América Latina y el Caribe. Durante 2016 se completaría la expansión del canal de Panamá y varias empresas relacionadas con sus actividades han realizado grandes inversiones para ampliar sus capacidades.

Por su parte, Avianca de Colombia vendió un 30% del negocio de fidelización de clientes LifeMiles, con sede en Panamá, a la estadounidense Advent International en US$344 millones.

Al igual que en otros países centroamericanos, el desarrollo de proyectos energéticos ha sido uno de los focos más dinámicos de la inversión extranjera en Panamá. La empresa estadounidense InterEnergy compró el 55% de la planta generadora Latin Power III de 55 MW en Pedregal a Conduit Capital Partners, también de los Estados Unidos. Durante 2015, la misma empresa continuó con la construcción de un parque eólico que generará 215 MW, con una inversión estimada de US$430 millones.
La compañía canadiense SkyPower anunció la construcción de una planta generadora de energía solar de 500 MW, con un costo de US$1.000 millones, a los que se suman otros US$50 millones para la instalación de un centro de investigación de energía solar y otros temas medioambientales. Por último, la firma china Solar Power Inc. (SPI) anunció la construcción de una planta solar de 100 MW.

Costa Rica

En 2015, las entradas de IED en Costa Rica aumentaron un 1% y bordearon los US$3.094 millones. El país se ha beneficiado de un gran desarrollo inmobiliario, orientado fundamentalmente a la industria turística y a las comunidades de jubilados, donde algunos inversionistas extranjeros han sido actores protagónicos. A principios de 2015, la cadena estadounidenseAMResorts, subsidiaria de Apple Leisure Group, inauguró el resort Las Mareas, donde invirtió US$130 millones, y asumió la gestión del Papagayo Resort & Spa (antes conocido como Hilton Papagayo Costa Rica Resort & Spa).
En los últimos años, producto de una agresiva estrategia de atracción de inversiones, Costa Rica ha logrado imponerse en las decisiones de empresas que buscan locaciones. En 2015, la firma alemana Bosch anunció una inversión de US$30 millones para establecer un centro de servicios empresariales. Al igual que otros países de la subregión,
Costa Rica recibió inversiones en energías renovables. La empresa estadounidense SunEdison adquirió el 100% de Globeleq Mesoamerica Energy (GME) en US$350 millones a un consorcio liderado por la británica Actis, con activos de energía renovable en toda la subregión

Finalmente, la cadena estadounidense Walmart anunció una inversión de US$100 millones para mejorar y ampliar sus operaciones en el país.

Guatemala

En 2015, los ingresos de IED en Guatemala disminuyeron un 13% hasta los US$1.209 millones, con un descenso particularmente acentuado en los préstamos entre empresas. En los dos últimos años, el sector energético fue el principal destino de la IED, con el 31% del total de las entradas, seguido por las manufacturas con un 16%. El principal origen de estos flujos de capital fueron los Estados Unidos (29%), seguidos por Colombia (15%) y México (8%).
En el sector eléctrico destaca la compra de Energuate, la mayor distribuidora del país, por la empresa israelita I.C. Power Ltd, parte del Grupo Kenon Holdings, al fondo de inversiones británico Actis, por unos US$554 millones.

Esta última compra se suma a los activos que el grupo israelí ya tenía en el segmento de generación de energía en el país (CMI, 2016). En el sector bancario, además de la venta de los activos subregionales de Citibank, se destaca la adquisición de un 20% adicional en el Banco Agromercantil por parte de la entidad colombiana Bancolombia por US$180 millones, para alcanzar una participación del 60%. Si bien no representa una nueva inversión, sino un cambio de propiedad, esta transacción supone un voto de confianza en el mercado guatemalteco. Por último, dos empresas anunciaron nuevas inversiones: la alemana Bayer, para mejorar y expandir sus operaciones locales en el ámbito de medicinas sin prescripción e insumos agrícolas (US$28 millones), y la peruana Ransa, para la construcción de un centro logístico especializado en la recepción y acondicionamiento de vehículos ligeros y comerciales importados (US$60 millones).

Honduras

En Honduras, la IED se incrementó un 5% y alcanzó los US$1.204 millones en 2015. Los mayores aumentos se observaron en los sectores financiero, de bienes raíces y de servicios a empresas. El sector más interesante, sin embargo, fue el de las energías renovables. Se ha diseñado un plan de expansión de la generación y distribución de la energía renovable, con la meta de elevar hasta el 80% la tasa de participación de esta forma de energía en la matriz de generación de energía eléctrica del país. En el marco de dicho plan, el Gobierno de Honduras anunció una tarifa especial para los primeros 300 MW de energía solar generados antes del 31 de julio de 2015. Este programa resultó
particularmente exitoso y durante 2015 se generaron unos 500 MW de nueva capacidad (GTM, 2015), en tanto que se esperan cerca de 700 MW de nueva capacidad hasta 2017.

Entre los numerosos proyectos nuevos sobresale el encabezado por la empresa estadounidense SunEdison, que ya había adquirido los activos centroamericanos de Globeleq Mesoamerica Energy (GME) y construyó una planta generadora de 82 MW, para lo que invirtió unos US$146 millones. Además, en marzo de 2015 el grupo japonés Yazaki, dedicado a la producción de arneses y autopartes, anunció la ampliación de sus operaciones, con una inversión sustantiva que permitirá la creación de 3.300 nuevos empleos.
El sector de las telecomunicaciones fue el más dinámico en 2015, especialmente por las inversiones realizadas por Movistar y América Móvil. En el sector financiero, el grupo hondureño Ficohsa siguió ampliando su presencia en Centroamérica, de Guatemala, Honduras y Panamá a Nicaragua, gracias a la compra de los activos del banco estadounidense Citibank. En la industria manufacturera, la empresa mexicana Sukarne inauguró una nueva planta procesadora de carne, como resultado de la inversión de unos US$115 millones.

En 2014 se inició el mayor proyecto de la historia del país: el canal de Nicaragua. Hasta la fecha de publicación de este documento, no obstante, persisten muchas incógnitas respecto de su continuidad (International Business Times, 2015).

El Salvador

En 2015, la IED en El Salvador subió un 38% hasta los US$429 millones. La mayoría de las nuevas inversiones recibidas por El Salvador son el resultado de proyectos de pequeña escala. La adquisición de mayor tamaño fue la compra del Grupo CYBSA, empresa de empaques, por parte de la empresa irlandesa Smurfit
Kappa, por US$100 millones, para expandir su presencia en Centroamérica.
Los recursos mineros del país atrajeron el interés de inversionistas internacionales en minería metálica en años recientes, pero surgió una fuerte oposición originada en preocupaciones ambientales, fundamentalmente en relación con los recursos hídricos, que determinó que el gobierno impidiera la explotación por parte de las empresas
presentes en el país. Algunas de las firmas involucradas, como la canadiense Pacific Rim Corporation, subsidiaria de Oceana Gold, establecieron acciones legales contra el país, que a la fecha de publicación de este documento no se tiene conocimiento de que se hayan resuelto. Fuente: estrategiaynegocios.net

(Visited 61 times, 1 visits today)

Artículos relacionados