Entre el dolor irreparable, entierran a niña que murió «envenenada»

La mujer acusada de cometer el crimen, aseguró que no tiene nada que ver con la muerte de la niña.

Francisco Morazán, Honduras

La niña identificada como Nathali Jireh Montoya Márquez de ocho años de edad, que supuestamente murió envenenada al comerse una galleta que le regaló una vecina, fue enterrada este viernes en el cementerio de Talanga, Francisco Morazán.

Los familiares de la menor aseguran que su vecina, Fany Carolina Torres, es la responsable de la muerte de la ahora occisa, argumentando que ella le regaló una galleta envenenada.

Lea aquí: Niña muere al comer galleta envenenada que le regaló una vecina

El cuerpo de Nathali fue traslado este jueves hasta el municipio de Talangua, Francisco Morazán en donde fue velado por al menos 24 horas en la casa de sus abuelos.

La supuesta enemistad que tiene desde hace cuatro años Fany Carolina Torres (30), con la familia, la habría llevado a atentar contra la menor.

Según familiares de Nathali, el año pasado también lo hizo con la hermana menor de esta, pero ella sobrevivió porque fue atendida oportunamente.

Por su parte, la mujer acusada de cometer el crimen, aseguró que no tiene nada que ver con la muerte de la niña, pero serán las autoridades competentes quienes dicen la verdad de este hecho.

(Visited 84 times, 1 visits today)

Artículos relacionados