Estatuas cobran vida en las calles salvadoreñas

Muchos artistas salvadoreños salen a ganarse el pan de cada día en las calles, estatuas como la de Luis XV cobran vida en la capital salvadoreña.

La estatua de Luis XV cobra vida cada fin de semana en las calles del gran San Salvador, son los artistas bohemios que salen a ganarse la vida durante las noches haciendo lo que más les gusta, entretener a la gente.

Acompañado con una botella con agua  para refrescarse y haciendo llorar las cuerdas de un guitarra o simplemente posando, los artistas brindan un poco de distracción a la ciudadanía salvadoreña, que con gusto paga unas cuantas monedas por el espectáculo.

A bordo de vehículos pintados por ellos mismos, también se ven jóvenes bohemios que ubican sus puestos de venta ofreciendo un buen café acompañado de música.

Le puede interesar: El orgullo de ser salvadoreño queda plasmado en las artesanías

En El Salvador hay un vivero de artistas que por falta de oportunidades y espacios para difundir su arte, utilizan su ingenio para ganarse unos dólares, mientras contribuyen a la paz social  brindado sano esparcimiento a los grupos familiares.

 

(Visited 100 times, 1 visits today)

Artículos relacionados