Expresidente Funes, siempre ubicado en exclusivas zonas y casas de lujo en Nicaragua

Nicaragua

En septiembre de 2016, los medios de comunicación encontraron al expresidente Mauricio Funes habitando una lujosa mansión en la zona de Las Colinas, un residencial exclusivo ubicado en las afueras de la capital nicaragüense, donde están situadas muchas de las embajadas acreditadas en Managua, incluyendo la salvadoreña.

Los dueños de estas mansiones no suelen hablar entre ellos. Muchas veces, ni siquiera saber quién es el vecino de enfrente, o el de al lado, lo que sirvió mucho a las pretensiones de Funes de mantenerse al margen de ojos curiosos, aunque el personal de servicio y los vigilantes de las casas y negocios cercanos, sí se habían percatado de su presencia, pero sin saber quién era aquel personaje recién llegado.

De todos modos, su intención de pasar desapercibido era muy difícil de cumplir, siendo que el ex hombre fuerte salvadoreño contaba con protección policial, por lo que el movimiento de uniformados comenzó a ser constante, tanto dentro como fuera de la mansión.

Después que desapareció el interés mediático en Funes el Gobierno de Daniel Ortega, dueño de gran cantidad de radios y de canales de televisión, envió incluso a su periodista estrella a entrevistarlo, el exmandatario volvió a atraer la atención, cuando periodistas nicaragüenses recibieron un aviso ciudadano que lo ubicaba viviendo en Pueblo Viejo.

Lea aquí: 16 países confirman asistencia a toma de posesión de Nayib Bukele

Pueblo Viejo es un antiguo hotel ubicado aún más al sur que Las Colinas en la fresca zona de las Sierras de Managua, donde, en un entorno selvático, se construyeron 12 cabañas de dos habitaciones cada una, con todas las condiciones que demanda la hotelería moderna de lujo. También había una casa hacienda y un centro de convenciones.

La propiedad que comprende una finca de café orgánico de 44 manzanas de extensión, y pertenecía al exdiputado conservador Alejandro Bolaños Davis- cobró notoriedad en julio de 2014, cuando se supo que había sido vendida a un comprador ligado a la familia presidencial, por un monto que fuentes de la industria de bienes raíces calculó en su momento, entre $10 y $15 millones, los que habrían sido aportados por Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa).

Esto reforzaría la idea de que Funes es un protegido directo de Daniel Ortega, así como el gusto del expresidente por el lujo y la buena vida.

 

 

(Visited 13 times, 1 visits today)

Artículos relacionados