Fiscal pide 21 meses de prisión para Messi antes del clásico

La audiencia condenó al jugador y a su padre por haber defraudado 4,1 millones de Euros a la Hacienda

El Fiscal pidió al Supremo una pena de 21 meses de cárcel, que la Audiencia de Barcelona impuso a Lionel Messi, en el documento presentado a los magistrados del alto tribunal para su deliberación sobre los recursos del jugador y su padre.

En una deliberación a puerta cerrada, El supremo revisó este jueves, los recursos que el futbolista y su padre presentaron contra las condenas por delitos fiscales (21 meses de cárcel cada uno) que les impuso la Audiencia de Barcelona por fraude fiscal.

La audiencia condenó al sudamericano y a su padre por defraudar con el monto de 4,1 millones de Euros a la Hacienda mediante un entramado de sociedades interpuestas.

El Supremo decidirá si confirma o no las condenas, o, si varía o no en las penas impuestas. La sala estudió el asunto pero aún no divulga el fallo hasta que la senetencia sea notificada en los próximos días.

Vea también: Una Juventus inexpugnable esta en semifinales

“Messi debe ser considerado responsable de los delitos fiscales por los que ha sido condenado porque no podía desconocer que debía declarar y pagar impuestos por las sumas que debía declarar y pagar impuestos por las sumas que recibía a cambio de la explotación de su imagen”, detalla la postura del Fiscal tomada en cuenta por el Tribunal.

El escrito también considera que la condena a Messi por tres delitos de fraude fiscal se basa en “datos válidamente aprobados” y en “una motivación que no resulta ilógica ni arbitraria”.

Los reos podrían evitar la cárcel, al no ser las penas superiores a dos años. De ello depense la Audiencia, que también podría enviarles a prisión.

La “ignorancia deliberada” por la que Messi optó fue recriminada por la Audiencia de Barcelona.

“A efector teóricos” explica el Fiscal “La hipótesis de que el contribuyente pueda actuar confiando plenamente en las indicaciones de quien le presta asesoramiento jurídico es imaginable y no extravagante”.

El Fiscal también aseguró “Messi intervenía directamente en los contratos relativos a la explotación de sus derechos de imagen y era el administrador y socio único  de la empresa que percibía los ingresos”.

Los abogados de Messi respondieron que no se ha acreditado que su patrocinador fuera el autor de las ocultaciones detectadas en sus declaraciones fiscales, las cuales fueron presentadas por sus asesores.

El futbolísta fue castigado por tres delitos de fraude a Hacienda cometidos entre 2007 y 2009. La pena es solo de un año y nueve meses de prisión porque el tribunal tuvo en cuenta la atenuante de reparación del daño, a pesar de lo cual impuso una multa de 2 millones de Euros al futbolísta y de 1.5 millones de Euros a su padre.

Notas Relacionadas