Gobierno de Costa Rica defiende aplicación de medidas proteccionistas adoptadas en papa, arroz y cemento

Propiedades-de-la-papa-cruda-2

Los jerarcas del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), y del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Welmer Ramos y Luis Felipe Arauz, respectivamente, defienden las medidas proteccionistas que han adoptado en el último año con respecto a tres productos esenciales para los costarricenses: papa, arroz y cemento.

Welmer Ramos, ministro de Economía, Industria y Comercio.  CRH

En el primer caso, los industriales del sector papero solicitaron al Gobierno permitir la importación de otros países alegando desabasto, sin embargo, las autoridades del MAG analizaron el mercado y tras un proceso de negociación realizado la semana anterior, negaron la petición de los industriales, asegurando que esperarán a la salida de la cosecha nacional para que el precio del producto baje. El kilo ronda los 1900 colones en este momento, lo que representa un aumento de poco más de 800 colones en los últimos días.

Con respecto al arroz, el Gobierno aprobó un aumento en el arancel a las importaciones de grano pilado, provenientes de Argentina y Uruguay, mediante el mecanismo de salvaguarda, con la intención de proteger al productor nacional.

-¿Defiende el Gobierno estas medidas proteccionistas?Y por último, en el caso del cemento, en marzo pasado, el MEIC puso en vigencia un reglamento que plantea una reforma parcial e incorpora una flexibilización del plazo de comercialización, nuevas condiciones de almacenamiento, etiquetado, peso de los sacos y certificación de calidad, entre otras modificaciones.

Para Ramos, jerarca de la cartera de Economía, “la palabra proteccionista se utiliza de manera peyorativa; pero se relaciona con la sana competencia. En un país como Costa Rica que no es un mercado perfecto y que se dan aspectos que afectan a los productores y a los empresarios, el Estado debe intervenir. En ese sentido, hemos estado haciéndolo, porque lo que debe privar es el interés social y nacional por encima de los intereses particulares y cada mercado hay que verlo con mucho cuidado para darse cuenta cuando se requiere intervenir y cuando no”.

-¿Cree usted que las críticas son infundadas por parte de algunos sectores?

Ramos asegura, con respecto al reglamento del cemento, que “no es una medida proteccionista modificar un reglamento para permitir que el mercado sea más competitivo, eso es una medida de apertura y no puedo aceptar ese calificativo”.

En cuanto al arroz, dijo que “es un mercado donde los costarricenses consumen la misma cantidad de grano por costumbre y va a pasar independientemente del precio. Tenemos que intervenir para poner ahí orden para que al consumidor no se le pongan precios elevadísimos y que tampoco les destruyan la base productiva”.

-¿Considera que los consumidores han salido ganando con la medida tomada en el arroz?

El ministro de Economía insiste en que “existe un poco de desconocimiento de cómo es el mercado. Nosotros tenemos que evaluar y responder de manera justa a todos los sectores, sin que se afecte de ninguna manera a las partes”.

-Pero, en el tema del arroz, sí se han ventilado críticas de las asociaciones de consumidores, ¿cómo las cataloga?

Insiste el Ministro en que “nosotros tenemos que cuidar por encima el bienestar social y entonces hay visiones distintas que nos dicen qué es mejor y hay diferencias con muchos sectores”.

¿Cree usted que en el tema de la papa y en el caso del arroz se han beneficiado los productores?

“En ambos casos, se ha beneficiado a los productores y a los consumidores. El precio del arroz bajó 5% con la medida adoptada por el MEIC y esperamos que siga así”.

Por su parte, el ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Felipe Arauz, dijo que Costa Rica debe utilizar todas las herramientas que la misma Organización Mundial del Comercio (OMC) tiene para defenderse y no dañar al sector productor que genera miles de empleos.

“Poner salvaguardas y otras restricciones a las importaciones es justificado, siempre y cuando sea una medida temporal”.

El vicepresidente de Consumidores de Costa Rica, Erick Ulate, ha venido expresando que este tipo de políticas son restrictivas a la capacidad de acceder a los alimentos para suplir las necesidades y comprar productos baratos y de buena calidad.Agregó que ellos no creen que deba de ser algo permanente, como el que mantienen los países desarrollados como Estados Unidos y otros, que tienen subsidios del 30%, “pero sí hay que optar medidas mientras fortalecemos algunos sectores”.

“La restricción a las importaciones, adoptando ideologías que no responden a los tiempos actuales, solo reduce la capacidad económica de las familias y eso no únicamente está pasando en el arroz, sino en el sector frijolero, papero, azucarero, entre otros, ya que el Gobierno está exigiendo a los industriales que si no compra toda la cosecha local no pueden importar”, destacó.

(Visited 69 times, 1 visits today)

Artículos relacionados