Hija de Rosario Murillo tilda de abusador a Daniel Ortega en testimonio que sacudió a Nicaragua

Hijastra de Daniel Ortega lo cataloga como abusador, bajo la complicidad de Rosario Murillo.

Nicaragua

Más de 20 años han transcurrido desde que Zoilamérica  Nárvaez, hijastra  de Daniel Ortega lo acusará de abuso sexual, denuncia que en aquel momento pudo cambiar para siempre el destino de Nicaragua, pero que en la actualidad solo parece tener como consecuencia visible su propio exilio.

La suya fue una denuncia doblemente explosiva porque Ortega era y sigue siendo el compañero de vida de su madre, Rosario Murillo.

Ambos, sin embargo, siempre han negado las acusaciones de la mujer que Murillo alguna vez llamó «hija malagradecida».

Y en su momento las denunciaron como parte de una conspiración política.

Según Zoilamérica, los abusos de Ortega empezaron durante su primer exilio en Costa Rica, el mismo país al que regresó hace algunos años en busca de refugio.

«El abuso empieza durante el periodo entre 1977 y 1978. Yo no había cumplido los 10 años», destaca.

Para esa época, Ortega tenía más de 30 y dirigía una de las facciones del Frente Sandinista, el movimiento guerrillero que luchaba contra la sangrienta dinastía de los Somoza.

Pero, para Zoilamérica, el guerrillero que había salido de la cárcel poco tiempo antes era sobretodo «una pareja más en la vida de mi madre».

Según su versión, sin embargo, esa relación no impidió que Ortega empezara a meterse en su cama para tocarla indebidamente.

«Recuerdo que mi reacción de protección siempre fue quedarme paralizada, hacerme como que seguía durmiendo», cuenta.

Dice que también trataba de tapar el agujero que dice Ortega hizo en la puerta del baño para poder espiarla mientras se duchaba. Pero él siempre lo destapaba al día siguiente.

«Aprendí muy pronto que no podía detenerlo», dice Zoilamérica.

Y, según su testimonio, las cosas no terminaron ahí.

El abuso se recrudeció luego del triunfo de la Revolución Sandinista y el nombramiento de Ortega como coordinador de su Junta de Gobierno.

Ortega, por su parte, utilizó la inmunidad parlamentaria de la que gozaba en esos momentos para evitar comparecer ante la justicia hasta no estar seguro de que el caso sería desestimado.

 

 

(Visited 15 times, 1 visits today)

Artículos relacionados