Honduras sin fútbol y sin Mundial

La Selección de Honduras prefirió ser conservador y lo pagó caro; recibió tres goles y nunca tuvo capacidad de reacción

Sídney, Australia

Lo que comienza mal, termina mal. Desde el primer partido de eliminatoria ante la Selección de Canadá, Honduras no tuvo idea de juego. En el presente pareció encontrarla, solo para desecharla en el partido más importante. Jorge Luis Pinto volvió a la línea de 5, y con el mismo resultado de siempre, goleada de visita.

En la primera parte pareció dar resultado. Aún así, la H nunca buscó el gol. Por lo que todo indicaba que deseaban los penales. Donis Escober solventó en tres jugadas y ayudó para que La Bicolor aguantara los minutos más críticos. Pero solo era cuestión de tiempo.

Jedinak es la pesadilla con la que no podrán dormir los hondureños. De tiro libre y aprovechando la humanidad de Henry Figueroa, marcó el primero del partido.

El segundo llegó por la vía del penal. Bryan Acosta hizo contacto con la mano y el mismo Jedinak cobró su doblete.

Fue festival de penales al final. Una falta clarísima permitió a Jedinak marcar el triplete para clasificar a los Aussies a su cuarto mundial consecutivo.

Honduras no fue nadie en ataque pero aún así le alcanzó para que Alberth Elis metiera un gol después de una serie de rebotes dentro del área. Una jugada accidentada y que no merecía terminar en gol. Como la eliminatoria, accidentada y que no merecía terminar con la clasificación.

Honduras queda al margen del Mundial, algo que se esperaba después del proceso mediocre en el que solo se pudo ganar dos partido en la hexagonal.

Notas Relacionadas