Hondureña pequeña de estatura, con actitud de gigante

Marisol no se arruga ante nada y tiene una fe increíble que motiva a cualquiera.

Tegucigalpa, Honduras

Esta “catrachita” deja con la boca abierta hasta el más incrédulo.

Un día le dijeron que no llegaría muy lejos por su corta estatura y hoy es la que más vende cocos en su negocio que es como ella, pequeño en precios.

Marisol no se arruga ante nada y tiene una fe increíble que motiva a cualquiera.

Mira también: Productora Monika Tuncbilek triunfa con su película ¿Y los támales?

A esta pequeña de estatura, con actitud de gigante, la encontramos en uno de nuestros viajes cerca de “La Barca” (zona norte de Honduras).

Su historia si que es motivadora

(Visited 26 times, 1 visits today)

Artículos relacionados