IOTA pierde fuerza tras causar graves daños en Nicaragua

La furia del ciclón ha provocado inundaciones, colapsado el tendido eléctrico y destrozado miles de viviendas.

Nicaragua

El huracán Iota, catalogado de “catastrófico” y “extremadamente peligroso”, tocó tierra en la noche de este lunes en la costa noreste de Nicaragua, cerca de la ciudad de Haulover, unos 45 kilómetros al sur de Puerto Cabezas, con vientos sostenidos de 250 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

Después de tocar tierra, perdió fuerza hasta convertirse en tormenta tropical con vientos sostenidos de 135 kilómetros por hora y ahora amenaza a Honduras, donde la principal preocupación es la cantidad de lluvia que pueda dejar en zonas que ya sufrieron inundaciones y deslizamientos con el huracán Eta, un potente ciclón que hace 10 días dejó 261 fallecidos en Centroamérica.

Las primeras lluvias y ráfagas de Iota comenzaron a azotar en la mañana del lunes la costa Caribe de Nicaragua, sobre todo la ciudad de Bilwi, donde Eta causó fuertes destrozos y donde el lunes se vivieron escenas de temor y frenesí: los pobladores sacaban de las casas las pertenencias, mientras las autoridades evacuaban las zonas más vulnerables.

Con el paso de las horas, los efectos del ciclón se fueron intensificando en forma de precipitaciones y vientos fuertes. Según el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Iota es el huracán más fuerte que ha impactado Nicaragua desde que se tienen registros.

(Visited 7 times, 1 visits today)

Artículos relacionados