Jhonny Pineda de inmigrante a alcalde en California

Su primera experiencia fue en la Asamblea Estatal de California sugiriendo y pasando leyes, también en el Senado de California y en el Congreso, en Washington.

California, Estados Unidos

La galleta y el atol que le daban en la escuela era la principal motivación para que Johnny Pineda asistiera a la escuela de Palencia todos los días, después de trabajar en el campo desde las 5 horas en las siembras de zanahoria y güisquil.

22 años después, Pineda es el alcalde de la ciudad de Huntington Park, California. Migró a los 13 años a EE. UU., sin imaginar qué futuro le esperaba.

La madre de Jhonny tenía 23 años cuando decidió dejarlo, de 3 años, y a su hermano menor, y como muchos guatemaltecos de escasos recursos buscar en EE. UU. una mejor vida para ella y su familia.

Comenzó a trabajar en tareas agrícolas y en 1986 una amnistía migratoria otorgada por el entonces presidente Ronald Reagan, le permitió ser residente permanente y reclamar a sus hijos.

“Me recuerdo cuando llegaba después de la escuela y no tenía que comer, cuando llovía y se inundaba la casa de adobe. Ahora estoy encargado de una ciudad y más de 85 mil personas”, comenta Pineda, que desde 1996 reside en ese país, gracias a que su madre logró llevarlo por la vía legal.

Comenzó a estudiar durante la vigencia de una ley que prohibía hablar español en los salones de clase. “Me gradué en administración pública en la universidad, después obtuve una maestría en administración de empresas”, cuenta el guatemalteco.

Sus primeros trabajos fueron en firmas privadas, pero esos puestos no le permitían ayudar a las personas, fue entonces cuando decidió involucrarse en la política.

Su primera experiencia fue en la Asamblea Estatal de California sugiriendo y pasando leyes, también en el Senado de California y en el Congreso, en Washington.

 

(Visited 18 times, 1 visits today)

Artículos relacionados