La OMS admite que el remdesivir y otros fármacos usados contra el covid-19 tienen poco o ningún efecto

El remdesivir, uno de los medicamentos más esperanzadores, había sido aprobado para su uso en varios países.

Ginebra, Suiza

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló la semana pasada que el remdesivir, así como algunos otros fármacos de los que se pensaba que podían ser eficaces en el tratamiento del covid-19, no mostraron ningún resultado positivo contra esa enfermedad en el marco de un ensayo clínico.

Tras esos resultados, los especialistas siguen realizando estudios para encontrar alternativas. ¿Cuáles son los candidatos más probables, entre los fármacos existentes, para suavizar el impacto de la enfermedad y reducir el número de víctimas?

Meses antes de que se dieran a conocer los resultados de ese estudio de la OMS, el pasado 1 de mayo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de emergencia del remdesivir. Utilizado desde entonces en varios países, fue uno de los medicamentos que se le suministraron ​​recientemente al presidente Donald Trump, cuando este dio positivo al SARS-CoV-2.

Sin embargo, el inesperado resultado del ensayo clínico internacional Solidarity, de la OMS, y cuya versión preimpresa fue publicada el 15 de octubre en el portal medRxiv, mostró que el fármaco no es eficaz contra el coronavirus. Aparte del remdesivir, el estudio evaluó los efectos de la hidroxicloroquina, la combinación de medicamentos anti-VIH lopinavir/ritonavir y el interferón, aplicados a un total de 11.266 pacientes adultos en 405 hospitales de 30 países.

De acuerdo con la investigación, los régimenes de tratamiento con dichos fármacos parecieron tener «poco o ningún efecto» sobre la mortalidad en el transcurso de 28 días, o en la duración del curso hospitalario entre los pacientes hospitalizados con covid-19. Las pruebas de la hidroxicloroquina y la combinación de lopinavir/ritonavir se suspendieron ya en junio, tras demostrarse ineficaces.

En ese contexto, la compañía Gilead Sciences, que desarrolló el remdesivir, publicó un comunicado en el que afirmó que los resultados «parecen inconsistentes con la evidencia más sólida de los múltiples estudios aleatorios controlados publicados en revistas revisadas por pares que validaron el beneficio clínico» del fármaco. «Los beneficios del Veklury [remdesivir] fueron demostrados en tres ensayos clínicos aleatorios y controlados, incluso un ensayo clínico aleatorio, doble ciego y controlado con placebo (ACTT-1): el estándar de oro para evaluar la eficacia y seguridad del fármaco en investigación», sostuvo la empresa.

«Nos preocupa que los datos de este ensayo global de etiqueta abierta no se hayan sometido a la rigurosa revisión necesaria para permitir una discusión científica constructiva, especialmente dadas las limitaciones del diseño del ensayo», destacaron desde Gilead Sciences.

El remdesivir fue estudiado también por la farmacéutica estadounidense Eli Lilly and Company. En septiembre, la empresa señaló, tras un estudio con más de 1.000 participantes, que la combinación del baricitinib un fármaco utilizado para tratar la artritis reumatoide severa y el remdesivir puede reducir el período de recuperación de un infectado.

Las conclusiones de la OMS, sin embargo, no resultaron ser fatales para el remdesivir, ya que este 22 de octubre recibió la aprobación de la FDA, convirtiéndose de esa manera en el primer y por el momento único fármaco cuyo uso se autoriza formalmente para el tratamiento del covid-19 en EE.UU.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Artículos relacionados