La polémica línea telefónica creada por Trump que ayuda a víctimas de delitos de inmigrantes

Estados Unidos

En el 2017 la Administración del presidente Donald Trump anuncio la creación de una línea telefónica especial para víctimas de delitos cometidos presuntamente por inmigrantes

Sin embargo la iniciativa se ha vistió envuelta en controversias y confusiones ya que hay quienes dicen que la línea de ayuda a las Víctimas de Delitos Cometidos por Inmigrantes (VOICE), es una maniobra cínica para complacer a la base de Trump, con la que se desperdician millones de dólares y se perpetúa la falsa noción de que los inmigrantes son más proclives a cometer delitos que los estadounidenses.

Otros la ven, equivocadamente, como un instrumento para denunciar a vecinos, colegas o extraños que se sospecha podrían estar en el país ilegalmente.

Lea aquí: Afirman que siguen separaciones de niños y padres en frontera sur de EEUU

Dos años después, la línea especial sigue funcionando. El gran desafío que enfrenta es abstraerse del polvorín político que representa el debate en torno a la inmigración y ayudar a las víctimas de delitos de maneras que los tribunales no las van a ayudar, como, por ejemplo, informando si los agresores fueron deportados.

El informe público más reciente del funcionamiento del servicio, que abarca la actividad del 26 de abril del 2017 al 30 de septiembre del 2017, dice que hubo 4,602 llamadas.

Con el correr del tiempo hubo muchas menos llamadas, pero en casi todas (2150 de 3,351) eran bromas.

Mire además: Gobernadora de Nuevo México desobedece a Trump, y retira a la Guardia Nacional de la frontera

(Visited 11 times, 1 visits today)

Artículos relacionados