Las fases en que el coronavirus infecta el cuerpo

Redacción

Con casi 400,000 infectados de coronavirus COVID-19 en el mundo y más de 17,000 muertos, comprender cómo actúa y cómo se contagia el virus es una de las mejores armas para evitar el pánico y para cuidarse.

Las fases en que el coronavirus infecta el cuerpo han sido resumidas por un reporte de The Mirror, con el fin de resumir el proceso de la enfermedad en el organismo.

Primera fase: la incubación

Con el contagio del virus a través de las mucosas, cuando se ha tocado una superficie infectada y posteriormente se tocan la nariz, la boca o los ojos, o bien cuando se inhalan partículas del germen, inicia el periodo de incubación. Esta etapa dura alrededor de cinco días y puede ser asintomática. Posteriormente el coronavirus comenzará a infectar las células de la garganta, las vías respiratorias y los pulmones, mismas que replicarán al virus para que infecte aún más células sanas.

Fase 2: Enfermedad ligera

Afortunadamente, para un 80 por ciento de los infectados ésta será la última fase de la enfermedad. Es en este momento que se manifiestan los síntomas más generales: fiebre, dolor de cabeza, tos y malestar general. Estas señales son parte de la respuesta del sistema inmunológico que, al reconocer el virus, libera sustancias llamadas citocinas, que producen fiebre y tos.

En general, esta etapa dura sólo una semana, hasta que el sistema inmunológico reduzca la infección y haga que los síntomas desaparezcan.

Fase 3: Enfermedad severa

Alrededor de un 20 por ciento de los infectados cursarán esta etapa. Una respuesta exagerada del sistema inmunológico ante la presencia del virus generará una gran inflamación y complicaciones como neumonía, cuando los pulmones comienzan a llenarse de agua y respirar se convierte en una tarea difícil. Por ello, en este momento muchas personas requieren hospitalización y ayuda mecánica para respirar.

Fase 4: Enfermedad crítica

Sólo un seis por ciento de los casos llegan a esta etapa y presentan un verdadero riesgo de muerte. Cuando la respuesta del sistema inmunológico es descontrolada, daña a varios órganos del cuerpo, lo que puede llevar incluso a un shock séptico en el que no sólo los pulmones, sino también los riñones o el hígado, sucumben en una falla multiorgánica. Afortunadamente, estos casos son los menos.

(Visited 20 times, 4 visits today)

Artículos relacionados