Los partidos en los que Sergio Ramos tuvo incidentes con la prueba anti doping

Football Leaks vuelve a la carga con información delicada sobre el central del Real Madrid

Madrid, España

El defensa central y capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, habría dado positivo en su prueba anti doping realizada después de la final de la Champions League 2017, en la que los Merengues vapulearon a la Juventus 4 goles a 1.

Es una de las sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje, sin embargo, cuenta con una condición: si provee un informe previo por parte del médico del futbolista, puede consumirse, no obstante, el Madrid se saltó este paso.

Cuando la UEFA pidió explicaciones al jugador sobre el resultado del control, Sergio Ramos contestó traspasando la responsabilidad al médico del club, y adjuntó un informe firmado por el facultativo, que se atribuía la culpa del incidente.

Según su versión, había infiltrado al jugador en el hombro izquierdo y en la rodilla izquierda, en los que venía arrastrando “dolencias crónicas”, con la sustancia que detectó el control. Sin embargo, en el formulario que acompañaba a la prueba, donde debía haberlo indicado, anotó 1,2 mililitros de otra sustancia, celestone cronodose, más conocida como betametasona. Igual que la dexametasona, se trata de un glucocorticoide que también tiene efectos antiinflamatorios y está prohibido por la AMA.

El galeno, identificado por el diario Der Spiegel, como Doctor A, justificó su error a la UEFA, diciendo que la euforia del momento permitió la confusión.

La UEFA consultó si las sustancias que jugador adquirió podrían dar resultados similares a los que dio el doping, teniendo una respuesta positiva al respecto. Luego, cerró el caso dándole una advertencia  a Dr. A.

El segundo incidente se remonta al 15 de abril del presente año, partido entre Real Madrid y Málaga que terminó 1-2. El relato indica que “un agente antidopaje de la agencia española requirió al jugador para que pasar un control. Él dijo que quería ducharse antes, algo en lo que no estuvo de acuerdo el agente, que en su informe posterior aseguró que le había prohibido hacerlo. El futbolista se encontraba acompañado de un médico del club, y ambos discutieron con la persona encargada del control: aseguraban que la ducha previa era algo permitido, a pesar de la negativa del agente. La reglamentación al respecto recoge que el deportista no debe separarse de la persona que le va a realizar el control desde que es requerido; no dice explícitamente que no pueda ducharse. Pese a la advertencia, Ramos se duchó delante del agente”.

El Real Madrid lanzó un comunicado para defender al jugador: 

“1. Sergio Ramos nunca ha incumplido la normativa de control antidoping. 2. UEFA solicitó información puntual y cerró el asunto referido inmediatamente, como es habitual en estos casos, tras la verificación de los propios expertos de la Agencia Mundial Antidopaje, AMA, y de la propia UEFA. 3. Sobre el resto del contenido de la mencionada publicación, el club no se pronuncia ante la evidencia de lo insustancial de la misma”.

(Visited 7 times, 1 visits today)

Artículos relacionados