Migrantes de Honduras y El Salvador huyen por haber recibió amenazas de maras

Tegucigalpa, Honduras

Un documento, elaborado por organizaciones que integran el Sistema Regional de Monitoreo y Análisis del Desplazamiento Forzado Generado por la Violencia en el Triángulo Norte de Centroamérica, indica que el 58,6 % de hondureños y un 1.158 (67,2 %) de los 1.724 salvadoreños desplazados el año pasado fueron amenazados por pandillas.

El 29,8 % de esas personas se desplazó de manera forzada por asesinatos de familiares; 22,5 % por temor a la violencia; 13,9 % por intento de homicidio a familiares; 9,6 % por extorsión; 9,3 % por temor; 5,9 % por lesiones y el 4,1 % por el reclutamiento forzoso de niños y adolescentes por bandas del crimen organizado, se añade en el documento.

En el caso de Honduras, 130, lo que supone el 58,6 %, de los 222 hondureños desplazados forzosamente en 2018 también recibieron amenazas de pandillas.

Vea además: ICE rompe la ventana y saca arrastrado a inmigrante frente a su familia (VÍDEO)

Mientras que otro 20,7 % salió de su casa por el reclutamiento forzoso de niños por pandilleros o grupos criminales; 14,4 % por el asesinato de familiares y el 12,6 % por extorsión, según el documento.

La oficial regional de Monitoreo de Desplazamiento Forzado de la organización centroamericana Cristosal, Rina Montti, dijo a Efe que alrededor del 40 % de los desplazados en los dos países centroamericanos son menores de 18 años, lo que demuestra que los niños son “víctimas directas” de este fenómeno.

El 53,4 % son mujeres y el 46,6 % hombres, precisa el informe “Señales de una crisis”.

Asimismo, señaló que ambos países en 2018 se registraron casos de desplazamientos generados por actores estatales, principalmente por elementos de la Policía de la Fuerza Armada. Por La Tribuna

(Visited 17 times, 1 visits today)

Artículos relacionados