Millones de necesitados de alimentos por sequías e inundaciones en Centroamérica

Guatemala

Alrededor de 2.2 millones de personas del corredor seco centroamericano se han visto afectadas por los eventos climáticos extremos como sequías o inundaciones y 1.4 millones necesitan asistencia alimentaria, muchas de ellas son salvadoreños de la zona oriental, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA).

La entrada tardía de las lluvias en 2018 estropeó el 70 % de la primera cosecha en esta zona, que se extiende por el litoral del Pacífico centroamericano, mientras que lluvias torrenciales dañaron el 50 % de la segunda recolección o «postrera», lamentaron ambas agencias de las Naciones Unidas (ONU).

«Los agricultores de subsistencia han empezado a sembrar este mes y la mayoría no tiene reservas de alimentos. Si nos los apoyamos ahora, los meses previos a la recolección van a ser muy duros, especialmente para los niños que son los más vulnerables», dijo el director regional del PMA, Miguel Barreto.

Lea aquí: Agentes resultan lesionados al explotar carro que inspeccionaban en El Salvador

El denominado corredor seco centroamericano, que abarca las costas pacíficas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, es de las zonas más vulnerables del mundo al cambio climático. Allí viven 50 % de los casi 2 millones de pequeños productores de granos básicos de la región.

La mayoría de estos productores se dedican a la agricultura de subsistencia, lo que significa que comen y viven de lo poco que cultivan, generalmente maíz y frijoles.

«Tenemos que mejorar la resiliencia de la gente que vive en el corredor seco mejorando el monitoreo y los avisos meteorológicos, y mitigando el impacto de las sequías y las lluvias con mejores prácticas agrícolas», apuntó el coordinador regional de FAO, Adoniram Sanches.

Las instituciones calculan que son necesarios al menos $72 millones para proveer alimentos de manera inmediata a unas 700,000 personas en la región.

Mire además: Cancilleres de Guatemala y México abordan fenómeno migratorio de Centroamérica

Estos fondos también se utilizarán para crear y rehabilitar activos productivos, diversificar las fuentes de ingreso de los agricultores, establecer sistemas de protección social y fortalecer su resiliencia ante los efectos del clima.

A mediados de febrero de 2019, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos anunció la aparición del fenómeno de El Niño y se pronostica que se prolongue hasta octubre. El riesgo es que se afecte la primera siembra, donde se produce la mayoría del maíz.

Por El Economista.net

(Visited 17 times, 1 visits today)

Artículos relacionados