Narcotráfico, el vínculo que empaña los procesos electorales de Guatemala desde 1986

Guatemala

La intervención del narcotráfico en las campañas electorales de Guatemala es un secreto a voces que viene casi desde la reapertura de la democracia en 1986, cuando precisamente participó la antigua Unión del Centro Nacional (UCN) del asesinado del líder político Jorge Carpio Nicolle.

Fue en esos años cuando participó como candidato a alcalde de Zacapa y ganó la vara edilicia (1986-1990) Arnoldo Vargas, uno de los mayores financistas de ese extinto partido, quien posteriormente fue capturado (1990) y extraditado (1992) a Estados Unidos, donde fue condenado a 30 años por narcotráfico. En junio del 2017 regresó a Guatemala.

En el caso de Mario Estrada, antes de viajar a Miami, EE. UU., donde fue capturado el miércoles 17 de abril, el político explicaba a un medio de comunicación nacional que los señalamientos en contra de su partido eran en contra de la antigua UCN de Carpio Nicolle.

Mire aquí: Candidato presidencial de Guatemala será trasladado a prisión de Nueva York

Las declaraciones de Estrada, dueño de la actual Unión del Cambio Nacional, que adoptó las mismas siglas, se dieron pocos días antes de que el Departamento de Justicia de EE. UU. lo acusara de tener vínculos con el cartel de Sinaloa para, supuestamente, buscar financiación para su campaña política y apoyo para asesinar a sus rivales políticos.

Esta historia data de más de tres décadas y ha tenido momentos claves en los que ha tenido asidero. Uno  de ellos se registró a comienzos de junio del 2017, cuando el mismo Departamento de Justicia estadounidense informó que la exvicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti Elías habría utilizado su alta posición dentro del Gobierno para que las fuerzas de seguridad beneficiaran de forma directa al cartel de narcotraficantes conocido como Los Zetas.

Le puede interesar: Guatemala: Pese a arresto en EEUU, Mario Estrada podrá buscar la presidencia

 

(Visited 17 times, 1 visits today)

Artículos relacionados