Normalidad regresa a frontera México-Guatemala, tras caravana migrante

El puente internacional sobre el río Suchiate, límite natural entre las dos naciones, luce despejado y con un tránsito fluido de personas.

Guatemala

Luego de los días convulsos de noviembre motivados por el arribo de caravanas formadas por miles de migrantes centroamericanos que buscaban llegar hasta Estados Unidos, la normalidad regresó a la frontera entre Guatemala y México

La llegada de las caminatas de migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala, países del llamado Triángulo Norte Centroamericano, trastornó la normalidad de la vida en la zona fronteriza que comparten guatemaltecos y mexicanos.

La situación más grave por disturbios violentos se registró en la frontera de Tecún Umán, departamento guatemalteco de San Marcos, cuando cientos de migrantes intentaron entrar por la fuerza a territorio mexicano en Ciudad Hidalgo, Chiapas.

Autoridades mexicanas al final permitieron el ingreso de migrantes centroamericanos, en forma ordenada y tras cumplir el registro de ley para la entrada a su territorio nacional.

En la frontera de El Carmen, municipio de Malacatán, departamento de San Marcos, continúa el habitual ajetreo de una localidad limítrofe con intensas actividades comerciales, aduaneras y de turismo.

Por este lugar, uno de los diez cruces fronterizos formales, a diario circulan miles de personas, sobre todo turistas guatemaltecos, que luego de cumplir un sencillo trámite ingresan a México por la frontera de Talismán, municipio de Tuxtla Chico, Chiapas.

El puente internacional sobre el río Suchiate, límite natural entre las dos naciones, luce despejado y con un tránsito fluido de personas, pese a la temporada alta de vacaciones por Navidad y Año Nuevo.

 

(Visited 16 times, 1 visits today)

Artículos relacionados