Padres centroamericanos que fueron separados de sus familias reingresan a EEUU

Estados Unidos

Un grupo integrado por 29 padres centroamericanos que fueron separados forzosamente en la frontera con México el año pasado y luego deportados, reingresaron el sábado a Estados Unidos para volver a presentar sus solicitudes de asilo.

Los 29 padres y madres ingresaron por el puesto fronterizo (garita) de Mexicali. Todos ellos, originarios de Centroamérica, fueron detenidos y luego separados de sus hijos en la frontera en el marco de la política migratoria de “tolerancia cero” de Donald Trump, una cuestionada táctica usada entre principios de mayo y el 26 de junio.

El grupo fue escoltado por líderes religiosos, abogados y activistas.

Vea aquí: ¿Por qué Trump tuvo que extender el TPS a El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán?

Tanto los arrestos como las deportaciones se llevaron a cabo en distintas fechas. Algunos padres dijeron, al momento de entrar, que no habían visto a sus hijos en casi un año y que cada poco hablaban con ellos a través de las redes sociales o por teléfono.

El grupo de padres, originario del denominado Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras), huyó de sus países el año pasado en fechas diferentes a causa de la violencia y la pobreza, y llegaron a la frontera estadounidense en busca de asilo.

Pero al ingresar al país y luego entregarse a la Patrulla Fronteriza, fueron arrestados y separados por no haberlo hecho por una zona o puerto de entrada autorizado, de acuerdo con lo que dictaba la política de “tolerancia cero”.

 

(Visited 21 times, 1 visits today)

Artículos relacionados