Papa Francisco declarará santo a monseñor salvadoreño Oscar Romero

Óscar Arnulfo Romero nació el 15 de agosto de 1917 en el seno de una familia humilde del municipio de Ciudad Barrios, en San Salvador.

El Salvador

Una bala calibre 22 le dio en el centro del pecho mientras celebraba misa y se desplomó sobre el altar.

Así murió Monseñor Romero, obispo salvadoreño, el 24 de marzo de 1980. Treinta y un años después, en 2011, se reveló que había sido asesinado por un francotirador, suboficial de la Guardia Nacional de su país.

Reconocido por su lucha en defensa de los pobres, los derechos humanos y su oposición a la dictadura militar de extrema derecha en El Salvador, Oscar Romero será proclamado santo por el Papa Francisco este 14 de octubre en una ceremonia en el Vaticano.

En 2015, el pontífice lo nombró mártir de la Iglesia, por haber sido asesinado por «odio de la fe» y lo declaró beato, paso previo a la canonización.

Óscar Arnulfo Romero nació el 15 de agosto de 1917 en el seno de una familia humilde del municipio de Ciudad Barrios, en San Salvador.

A los 14 años comenzó a estudiar en el seminario de los padres claretianos, continuó con los jesuitas y culminó su formación en Roma, donde se ordenó sacerdote en 1942.

Al año siguiente regresó a su país, donde desarrolló todo su apostolado, marcado siempre por su prédica en favor de los más débiles.

 

(Visited 59 times, 1 visits today)

Artículos relacionados