¿Qué pueden hacer los salvadoreños ahora que EE.UU. eliminó el TPS?

De quedarse como indocumentados, muchos salvadoreños podrían ser deportados, pero pueden buscar ,os medios legales para permanecer en EEUU.

Estados Unidos

Cientos de miles de salvadoreños y sus familias enfrentan el temor de un futuro incierto ahora que la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS).

“Nunca habíamos tenido un escenario en que fuera tan probable que no se diera esta renovación”, expone Jaime Rivas, investigador de la Universidad Don Bosco.

Actualmente hay 195,000 salvadoreños con TPS que viven en Estados Unidos. En promedio han vivido por 21 años en ese país, donde han formado sus familias y vidas. Además, hay 192,700 nacidos en Estados Unidos de padres salvadoreños con TPS, según una investigación del  Centro para Estudios de Migración (Center for Migration Studies, CMS, en inglés).

Vea aquí: Preaviso para Honduras: Cancelan TPS a salvadoreños

Cuando el TPS termine, los salvadoreños que eran beneficiarios del programa se quedarán sin la protección legal contra la deportación y perderán el permiso que habían obtenido para trabajar.

De perder su documentación lo más probable es que de nuevo vuelvan a ser indocumentados, que tengan que esconderse para mantener la vida que han construido.

Por el momento existen cuatro propuestas de ley que contemplan reformas que puedan permitir a la población con TPS solicitar una residencia permanente en los Estados Unidos. Sin embargo, Chacón lamenta que aún tienen la debilidad que, salvo algunos legisladores republicanos de Florida, no han logrado un apoyo significativo de los representantes republicanos.

En Estados Unidos, el sistema judicial está organizado en regiones, cada una de estas es llama circuitos jurídicos en los que están cierto número de estados. Los salvadoreños con TPS que viven en los estados incluidos en el sexto y noveno circuito tienen la opción de obtener una visa de residente permanente sin tener que salir de Estados Unidos. Esto solo es posible si se han casado con un residente permanente o un ciudadano y este solicita en su nombre una visa de residente permanente. En casos raros, la petición puede ser presentada por padres de la persona con TPS.

Le puede interesar: Cancillería de El Salvador espera resolución sobre el TPS hasta el lunes

Las cortes de estos circuitos dictaron un fallo diciendo que las personas en esos estados fueron admitidos en Estados Unidos al haber recibido el TPS y califican para obtener ese visado de residencia permanente sin tener que volver a su país de origen. El problema de salir de Estados Unidos para obtener ese visado es que el oficial migratorio a cargo de escuchar el trámite puede decidir aplicar una restricción de reingreso, de tres a 10 años. “En esencia les protege de tener que enfrentar esa posibilidad de que su situación sea considerada razón para prohibir el reingreso inmediato de estas personas aún cuando la visa de residente permanente está disponible para ellos”, explica Chacón.

Es importante que la población con TPS sepa que alguien menor de 21 años no puede ser peticionario de residencia permanente de sus padres, e incluso al tener esa edad debe demostrar solvencia económica para poder sostener a la persona que está pidiendo. Chacón informa que el proceso de petición de un hijo a un padre no es inmediato y puede tomar varios años.

 

(Visited 14 times, 1 visits today)

Artículos relacionados