RUSIA OFRECE LIBERTAD A LOS PRESOS CON UNA CONDICIÓN: QUE PELEEN EN EL FRENTE DE BATALLA EN UCRANIA

¿Cuánto cuesta la libertad? ¿Suficiente para arriesgar la vida en el frente de batalla? Ese es el dilema al que se enfrentan miles de prisioneros rusos, a los que les ofrecen salir de la cárcel con tal de que se unan a las tropas de Vladimir Putin en la invasión a Ucrania.
A casi seis meses del inicio de la guerra, Moscú ha mostrado varias señales de problemas para engrosar sus filas. Al comienzo, reconoció que usaba reclutas jóvenes entre sus tropas sin entrenamiento. Luego sacó del retiro a militares mayores, una especie de “ejército de abuelos” de antiguos reservistas para reemplazar a las bajas y a los oficiales que no renovaban sus contratos. Y recientemente se conoció que ofrece entre 3 mil y 5 mil dólares a quienes se unan a sus batallones voluntarios.
Lejos de las proyecciones que aseguraban que el conflicto duraría pocas semanas, Putin ahora ha puesto la mira en las cárceles.
Una investigación de CNN halló que las ofertas se repiten en centros penitenciarios de todo el país, desde condenados por narcotráfico hasta asesinos.
Varios de los presos revelaron a sus familias por chat que habían recibido las propuestas, según los mensajes a los que accedió la cadena estadounidense, acompañado de una oferta económica que hace más tentadora la idea de arriesgar la vida en otro país.
Días atrás, el activista en el exilio Vladimir Osechkin había denunciado la búsqueda de “voluntarios” en los centros penitenciarios. Según señaló, a las familias se les ofrece un pago de más de 80 mil dólares si es que morían en la guerra, pero no había ninguna seguridad de que la promesa se cumpla, al no haber documentos oficiales.
Según describió Osechkin, los presos, a los que no se les pide experiencia militar previa, podrían formar parte de “batallones carnada”, enviados a zonas expuestas para que, al ser atacados por los ucranianos, se revele la posición del enemigo para un contraataque.
Las ofertas llegan de parte de hombres no identificados que formarían parte de una empresa de contratistas militares privados. Activistas y presos apuntan al Grupo Wagner, que hace todo lo que el Ejército, en teoría, no puede hacer legalmente.
El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, afirmó este martes que la guerra de Rusia contra su país comenzó con la invasión de Crimea y debe acabar con su liberación.

Asimismo, pidió a todos los países de la comunidad internacional que prohiban la entrada de los ciudadanos rusos a sus respectivos territorios en un renovado intento por evitar la anexión de Moscú de territorios ucranianos.

Sus palabras llegan después de que varios líderes rusos hayan defendido la idea de llevar a cabo referéndum de anexión en regiones ucranianas como Kherson y Zaporizhzhia de cara a mediados de septiembre con el objetivo de “legitimar los reclamos de Rusia sobre algunos territorios”.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Artículos relacionados