Sanciones al petróleo venezolano dividen a la Casa Blanca

La administración de Trump ha hecho énfasis que todavía está considerando todo tipo de sanciones.

Estados Unidos

Las promesas de la Casa Blanca de implementar sanciones económicas “fuertes y rápidas” con el objetivo de castigar al gobierno de Venezuela han sido frenadas por un alto funcionario del Departamento de Estado, que se aferra a una postura de la administración de Obama que deja a un lado las medidas contundentes en favor del diálogo.

Mire aquí: EE.UU. prepara ‘ofensiva petrolera’ contra Venezuela

Según varias fuentes familiarizadas con las conversaciones entre funcionarios de la Casa Blanca y el Departamento de Estado, Thomas Shannon, subsecretario de Asuntos Políticos y mano derecha del secretario de Estado Rex Tillerson, ha rechazado las sanciones más fuertes, incluyendo un embargo petrolero, ya que le preocupa que las medidas puedan cerrar los canales diplomáticos con Caracas.

Poco después de la elección, el asesor de seguridad nacional H.R. McMaster y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin hicieron público el mensaje de Trump al catalogar al presidente venezolano Nicolás Maduro como un dictador y anunciaron nuevas sanciones contra él personalmente. El Departamento de Estado avanzó con más cautela, entregando un mensaje al día siguiente a través de los medios de comunicación en español que querían continuar las conversaciones con el gobierno de Maduro.

Le puede interesar: Régimen chavista “repudia” las sanciones de EE.UU.

“Queremos entablar un diálogo con el gobierno del presidente Maduro”, dijo Michael Fitzpatrick, subsecretario adjunto de Estado para el Hemisferio Occidental, “No reconocemos necesariamente gobiernos paralelos o separados. Respetamos el gobierno oficial de Venezuela y el presidente Maduro en este momento”.

El miércoles, la Casa Blanca emitió sanciones contra ocho venezolanos vinculados al gobierno de Maduro, pero la acción no alcanza las sanciones económicas de mayor impacto que el gobierno de Trump amenazó con implementar, medidas que podrían potencialmente perjudicar al gobierno venezolano.

Notas Relacionadas