Separan a hondureño de su familia y se suicida en cárcel de Texas

El hondureño estaba recluido en una cárcel de Texas.

Texas, Estados Unidos

Luego de ser abruptamente separado de su familia, el hondureño, Marco Antonio Muñoz, de 39 años de edad, se suicidó en manos de las autoridades del Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

Aunque los detenidos en las cárceles estadounidenses son vigilados cada media hora, además hay una cámara de seguridad en las celdas, Muñoz tomó la decisión de terminar con su vida, sin que los guardias se dieran cuenta.

El hondureño, fue encontrado inconsciente en su celda el pasado 13 de mayo, un día después de que agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza lo llevaron a la cárcel por entrar de forma irregular al país.

Lea aquí: Lo que todo inmigrante debe conocer para enfrentar redadas de ICE

Los guardias de la prisión dijeron que Muñoz se tornó agresivo durante el proceso de reserva, que fue retenido y colocado en una celda acolchonada durante la noche, de acuerdo con el informe. Agregaron que lo vigilaron cada 30 minutos y al menos una vez más durante el turno de la mañana, antes de que lo encontraran inconsciente en el suelo.

Aunque el hecho sucedió casi un mes atrás, es hasta ahora que trascendió luego que se conociera que el Departamento de Policía del condado Starr presentara un reporte de incidentes el 5 de junio en la fiscalía estatal de Texas.

(Visited 35 times, 1 visits today)

Artículos relacionados