Venezuela e Irán evalúan ‘frente común’ contra sanciones de EE.UU. y el COVID-19

Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el de Irán, Hasan Rohaní, evaluaron durante una conversación telefónica “hacer un frente común para luchar contra las sanciones” que les ha impuesto EE.UU., aseguró este lunes el gobernante sudamericano.

“Conversé telefónicamente con Hasán Rohaní, presidente de la República Islámica de Irán. Intercambiamos importantes elementos sobre la lucha que están dando nuestros pueblos para hacer frente a la Pandemia. Envió un saludo y felicitaciones a todo el pueblo venezolano”, compartió el mandatario en Twitter.

“Evaluamos hacer un frente común para luchar contra las sanciones imperiales que afectan a nuestras naciones. Asimismo, agradecí el respaldo de Irán para alcanzar el acuerdo petrolero que estabilizará los mercados mundiales. La amistad entre nuestros pueblos, se consolida”, agregó Maduro en otro tuit.

El gobierno venezolano agregó en un comunicado posterior, difundido por la Cancillería, que ambos países ratificaron su “voluntad de cooperación para enfrentar en conjunto el abordaje al COVID-19 y garantizar la comunicación efectiva entre expertos científicos de ambos países para intercambiar experiencias sobre buenas prácticas, protocolos clínicos y medidas preventivas”.

“La unión de Venezuela e Irán se consolida ante cada ataque del imperialismo y juntos superaran cualquier dificultad y lograrán el desarrollo integral de sus pueblos soberanos e independientes”, agregó la información del Gobierno acerca de la conversación telefónica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y numerosos países han enviado a la república islámica cargamentos de ayuda médica con mascarillas, trajes protectores y equipos de diagnóstico del COVID-19

En el caso de Venezuela, con 181 contagiados y 9 muertos por COVID-19, el Ejecutivo ha criticado las sanciones bajo el mismo argumento de Irán: impiden la compra de medicamentos e insumos.

Durante la conversación, siempre según el comunicado del Gobierno venezolano, las dos naciones reivindicaron la “importancia de fortalecer a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)” y destacaron el reciente acuerdo de la entidad como un “primer paso” para estabilizar la economía mundial, en referencia a la decisión de recortar la producción de barriles diarios.

Este pasado domingo, la alianza OPEP+, que aglutina a unos 30 países con Arabia Saudí a la cabeza y Rusia como líder de los aliados externos, acordó recortar en 9.7 millones de barriles diarios (mbd) durante mayo y junio para tratar de estabilizar los precios ante el desplome de la demanda causado por la pandemia del COVID-19.

Este pacto supone la primera respuesta coordinada de los productores a la pandemia de COVID-19, que ha provocado un desplome sin precedentes en la demanda mundial de petróleo y ha llevado los precios a mínimos de hace casi 20 años, con pérdidas de hasta el 70 por ciento respecto a los máximos de este año.

Al respecto, Maduro y Rohaní “saludaron el reciente mecanismo de la OPEP + como un primer paso colectivo hacia la estabilización de la economía mundial”, según recoge el comunicado del gobierno venezolano.

En el caso de Venezuela, el precio del petróleo frenó la semana pasada su caída y llegó a los 16.91 dólares el barril, pero durante todo el mes de marzo se mantuvo en caída.

(Visited 26 times, 1 visits today)

Artículos relacionados