Volcán de Fuego expulsa la mayor cantidad de gases tóxicos en la era satelital

La erupción del Volcán de Fuego del 3 de junio de 2018 fue tan potente que podría tener secuelas por años.

Guatemala

El Volcán de Fuego es uno de los más activos de Centroamérica, y durante años ha expulsado grandes cantidades de cenizas, lava y flujos piroclásticos, pero no se comparan con lo lanzado el pasado 3 de junio, ni con las erupciones de 1932 y 1974.

Según el artículo publicado por el Observatorio de la tierra de la NASA, el Volcán de Fuego expulsó el pasado fin de semana la carga de sulfuro más grande en la era satelital, envió una mezcla de cenizas, fragmentos de rocas y gases mortales.

Lea aquí: Guatemala continúa con las labores de rescate en el Volcán de Fuego

Expertos explican que “debido a que esos materiales volcánicos se mueven a velocidades superiores a los 80 kilómetros por hora, pudieron derribar fácilmente árboles, casas o cualquier cosa encontrada en su camino”.

El Centro consultivo de ceniza volcaniza de Washington estimó que la columna de flujo piroclástico alcanzó 15 kilómetros de altura y contenía gases tóxicos (dióxido de sulfuro) invisibles al ojo humano, pero que afectan la salud de las personas, irritando la nariz y garganta cuando se respira

(Visited 64 times, 1 visits today)

Artículos relacionados