Denuncian que ICE detiene a jóvenes centroamericanos en las calles

DHHHH

Charlotte (EFE). Las familias de tres jóvenes salvadoreños que llegaron a Estados Unidos en 2014 sin la compañía de un adulto denunciaron que a sus hijos los arrestaron agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en plena calle de Charlotte, en Carolina del Norte.

«ICE está haciendo una cacería de nuestros jóvenes en las calles de Charlotte, una práctica totalmente repudiable, que no corresponde a los estándares que esa agencia ha llevado en los últimos años», dijo a Efe Ana Miriam Carpio de la organización Unión Salvadoreña (Unisal), que está cooperando con los parientes de los detenidos.

Elsy Sorto, madre de Yefry Sorto, de 18 años, afirmó que vio cómo a su hijo lo detuvieron cuando se disponía a abordar el autobús de la escuela.

«Un automóvil sin marcas encendió las luces y lo arrestaron los de Inmigración», dijo Elsy sobre este hecho, ocurrido este miércoles.

Cuestionado por Efe, Brian Cox, portavoz de ICE, dijo que, «de acuerdo con nuestros oficiales, él (Sorto) fue capturado en propiedad privada y no en la parada del autobús».

«Nosotros mantenemos la política de no hacer detenciones en áreas sensitivas, como escuelas e iglesias», añadió el funcionario.

Wilmer Hernández, padre de Oscar Alfredo Hernández, contó que a su hijo lo siguió un automóvil de ICE camuflado cuando conducía hacia su trabajo en un vehículo de la familia.

«Yo llamé a la policía porque encontré el auto abandonado y los oficiales que investigaron el caso lograron establecer que a mi hijo se lo había llevado ICE», contó acongojado Hernández, oriundo de Usulután.

Carmen Salmerón afirmó que a su hijo Pedro Arturo lo bajaron de una camioneta de trabajo que manejaba su padre cuando iba rumbo a un sitio de construcción.

«Los de Inmigración les encendieron las luces desde un carro regular, los pararon y se lo llevaron», indicó a Efe.

Los padres de Hernández y Salmerón, que fueron arrestados el 26 de enero, dijeron que sus hijos salieron de El Salvador después de que familiares cercanos fueran asesinados en 2014.

«ICE pretende mandar a nuestros jóvenes a lugares donde los pueden matar, a sitios donde las maras criminales son muy activas», dijo Carpio, de Unisal.

Por su parte, Rosalba Tlalolini, del Comité de Inmigración de Charlotte, afirmó que las acciones de ICE en las calles se deben a que la gente ha respondido a las recomendaciones de las organizaciones proinmigrantes de no abrir la puerta a agentes de ICE.

«Es una táctica clara, condenable. Yo he estado repartiendo volantes en los vecindarios para que la comunidad sepa cómo actuar ante los agentes de la migra», dijo.

De acuerdo con la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR), 683 menores centroamericanos que cruzaron solos la frontera en 2014 tienen órdenes de deportación emitidas por la Corte de Inmigración de Charlotte. Un total de 596 fueron expedidas en ausencia, o sea que no se presentaron en el tribunal. EFE

(Visited 35 times, 1 visits today)

Artículos relacionados