EEUU supedita «relación fuerte» con El Salvador a separación de poderes

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, ha acusado en más de una ocasión a los jueces constitucionales de retirarle facultades para atender la pandemia de la covid-19.

Washington, Estados Unidos

Estados Unidos supeditó este sábado la posibilidad de una «relación fuerte» con El Salvador a que el Gobierno de ese país apoye la separación de poderes y sostenga las normas democráticas.

Así lo dio a conocer en su cuenta de Twitter la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, quien aseguró que desde Washington ven «con preocupación la propuesta de algunos miembros de la Asamblea Legislativa de destituir a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de El Salvador».

«Un órgano judicial independiente es el cimiento de toda democracia; ninguna democracia puede sobrevivir sin eso», complementó la funcionaria.

Este sábado, la Asamblea Legislativa de El Salvador, de mayoría oficialista, destituyó a los magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional del Supremo por supuestamente cometer «fraude a la constitución» y violar la separación de poderes.

La destitución fue aprobada por 64 votos de los 84 diputados, todos del oficialismo, pero fue declarada inconstitucional en esta misma jornada por la Sala de lo Constitucional.

Juan González, el principal asesor del presidente de EE.UU., Joe Biden, para Latinoamérica, había criticado este sábado la petición que hizo el oficialismo en la Asamblea Legislativa salvadoreña.

«Así no se hace», escribió en español en su cuenta de Twitter el alto cargo, al reaccionar a un mensaje que publicó en la misma red social el director para las Américas de la organización Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

Los magistrados afectados son el presidente de la Sala de lo Constitucional y de la Corte Suprema de Justicia, José Armando Pineda, y los magistrados propietarios Aldo Enrique Cáder, Carlos Sergio Avilés, Carlos Ernesto Sánchez y Marina de Jesús Marencol, así como a sus suplentes.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, ha acusado en más de una ocasión a los jueces constitucionales de retirarle facultades para atender la pandemia de la covid-19.

El 9 de agosto de 2020, Bukele dijo en una cadena nacional que, «si fuera de verdad un dictador», hubiese fusilado a los magistrados constitucionales de la Corte Suprema por declarar inconstitucionales los decretos emitidos durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus.

Al reaccionar a la iniciativa de este sábado en el Parlamento salvadoreño, Vivanco acusó a Bukele de intentar «concentrar el poder». EFE

 

(Visited 5 times, 1 visits today)

Artículos relacionados