La inmigración compensa la caída de población en España el año de la pandemia

Madrid, España

La población de España aumentó en 61.609 personas en 2020 gracias a la población extranjera, que creció en 149.011 personas y compensó la incesante caída de la natalidad en el país y el elevado número de defunciones registrado como consecuencia de la pandemia.

Son datos provisionales de la Estadística de Migraciones. Año 2020 y Cifras de Población a 1 de enero de 2021 que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que ponen de manifiesto que la población española se situó en 47,39 millones de habitantes.

Un crecimiento positivo por quinto año consecutivo con el que se alcanza un nuevo máximo histórico desde el comienzo de la serie, señala Estadística, que explica que, en términos relativos, el crecimiento anual de la población disminuyó del 0,84 % de 2019 hasta el 0,13 % en 2020 por los efectos de la covid-19.

Pese a la pandemia, 2020 se ha convertido en el quinto año de crecimiento ininterrumpido de la población española, que aumentó en 86.940 personas en 2016; en 131.408 en 2017; en 278.613 en 2018 y en 395.554 en 2019, tras cuatro años consecutivos de caídas (2012 -con 90.326 ciudadanos menos-, 2013 con 215.691, 2014, con 62.634 y 2015 con 9.466 habitantes menos).

El alza del pasado año fue consecuencia de un saldo migratorio positivo de 216.244 personas (hubo 465.721 llegadas procedentes del extranjero y 249.477 salidas) que niveló el saldo vegetativo negativo de 153.167 personas (338.435 nacimientos, frente a 491.602 defunciones).

Indica el INE que el número de extranjeros aumentó en 149.011 personas durante 2020, hasta un total de 5,37 millones, un aumento debido, en gran medida, a un saldo migratorio positivo de 230.026 personas.

Por el contrario, la población de nacionalidad española se redujo en 87.402 personas. Esta evolución fue resultado de un saldo vegetativo negativo (de 198.670 personas) y de un saldo migratorio también negativo (13.782 personas), que no se vieron compensados por las adquisiciones de nacionalidad española (126.164).

Si solo se contabiliza a los españoles nacidos en España, el pasado año la población se redujo en 183.299 personas.

Al desglosar los datos de entradas y salidas de España se observa que de las 465.721 personas que optaron por establecer su residencia en España (casi un 38 % menos que un año antes), 52.511 eran españoles, mientras que de las 249.477 que se fueron (casi un 16 % menos) 66.293 también lo eran.

Entre los extranjeros que llegaron a España destaca el aumento de los colombianos, con 36.726 más, seguidos de los venezolanos (22.018) y los marroquíes (15.221), mientras que los que más descendieron fueron los procedentes de Rumanía (7.132 menos), Ecuador (5.923) y Bulgaria (1.831).

Pese a estas cifras la comunidad extranjera mayoritaria sigue siendo la marroquí, con 775.936 ciudadanos viviendo en España, seguida de la procedente de Rumanía (658.773), Reino Unido (313.948), Colombia (297.934), Italia (280.152) y Venezuela (209.223).

En términos relativos, los mayores crecimientos de población se dieron entre los residentes de Colombia (14,1 %), Honduras (12,6 %) y Venezuela (11,8) y los principales descensos entre los de Ecuador (4 %), Bulgaria (1,5 %) y Rumanía (1,1 %).

Por comunidades, en 2020, la población creció en doce autonomías y se redujo en las cinco restantes.

Los mayores incrementos fueron los de Illes Balears (0,72 %), Murcia (0,55 %) y Canarias (0,33%) y los descensos más acusados se registraron en Castilla y León y Asturias (ambas con 0,58 %) y Extremadura (0,37).

 

(Visited 8 times, 1 visits today)

Artículos relacionados