LA SEQUÍA Y EL CALOR EXTREMO ESTÁN GOLPEANDO LAS TRES ECONOMÍAS MÁS GRANDES DEL MUNDO AL MISMO TIEMPO

Estimar cuán catastrófico será el cambio climático para la economía global históricamente ha demostrado ser un desafío. Pero en el verano boreal de 2022, es cada vez más evidente lo rápido que pueden acumularse los costos.
Las condiciones extremas de calor y sequía están azotando a Estados Unidos, Europa y China, lo que agrava los problemas para los trabajadores y las empresas en un momento en que el crecimiento económico ya se está desacelerando drásticamente y se suma a la presión alcista sobre los precios.
Los barcos que transportan carbón y productos químicos luchan por realizar sus viajes habituales a lo largo del río Rin de Alemania. Y a las personas que viven en la costa oeste de Estados Unidos se les ha pedido que usen menos electricidad a medida que aumentan las temperaturas.
Estos eventos «tienen la capacidad de ser bastante significativos para las regiones particulares que se ven afectadas»
La extensión de los daños podría depender de la duración de las olas de calor y la falta de lluvia. En todo el mundo, los ríos que sustentan el crecimiento global están secando, lo que impide el movimiento de mercancías, interfiere con los sistemas de riego y dificulta que las centrales eléctricas y las fábricas se mantengan frescas.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Artículos relacionados