«No esperaba salir de allí sin él»: Niño de 3 años muere en un procedimiento dental de rutina

Kansas, Estados Unidos

Con miras a celebrar como se debe sus 4 años de edad en agosto, el pequeño Abiel Valenzuela Zapata fue llevado por su madre al dentista para atenderlo de unas caries y una infección en las encías, sin imaginar que este simple procedimiento dental le provocaría la muerte.

El pequeño había llegado hasta el Tiny Teeth Pedriatrics Dentistry de Wichita, Kansas, luego de que su madre Nancy Valenzuela recibiera la recomendación de un par de odontólogos. La mujer recuerda que su hijo lloró al sentir la inyección para la anestesia y que lo último que le dijo fue “papi, todo va a estar bien”, conto FOX8.

Una vez anestesiado y listo para el procedimiento dental, el niño estuvo sin problemas por una media hora, hasta que alrededor de las 7:50 am su mejilla derecha comenzó a hincharse, al mismo tiempo que su ritmo cardiaco decayó estrepitosamente, por lo que se le suministró medicamento y se le aplicó reanimación cardiopulmonar (RCP).

Al no encontrar la respuesta esperada, el pequeño fue llevado a un hospital cercano donde fue declarado muerto. Según la cadena, el reporte médico precisó que el doctor que atendió al niño aseguró nunca haber visto algo así, sobre todo al tratarse de un paciente sin alergias.

La madre del menor, que al llegar la ambulancia al consultorio no se imaginó que fuera para su hijo, indicó que una semana después del fatal incidente, todavía sigue esperando detalles sobre lo sucedido.

“No esperaba salir de allí sin él. Como madre sientes que le fallaste porque no hiciste nada para protegerlo (…) porque realmente pensé que había tomado la decisión correcta (al llevarlo allí)”, aseveró Valenzuela, quien dejó claro que no descansará hasta saber lo que le provocó la muerte a su pequeño, uno de sus tres hijos.

La afligida madre indicó que espera ansiosa el resultado del informe del médico forense para determinar las acciones a tomar. Por ahora, las autoridades no tienen abierta ninguna investigación criminal al respecto.

El pasado lunes, el abogado de la clínica dental, Mark Maloney, comentó que la empresa está “devastada” por la muerte del niño y aseguró que como toda su familia, “también queremos entender cómo pudo haber ocurrido este trágico evento”, debido a que “nunca habían experimentando un incidente similar” y no había “razón para temer que esto fuera algo más que un procedimiento de rutina”.

La familia del niño ha creado una cuenta de GoFundMe para recaudar dinero para los gastos funerarios y otros más que pudieran surgir. Hasta el momento se han podido juntar más de 15,000 dólares.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Artículos relacionados