Trump estudia cómo seguir la pelea, buscar una salida digna

Sus esfuerzos continuados por describir los comicios como injustos están considerados como un intento de aliviar el golpe a su ego.

Estados Unidos

El presidente Donald Trump nunca admite una derrota. Pero ahora afronta una difícil decisión tras la victoria electoral del demócrata Joe Biden: admitirlo con elegancia por el bien del país, o no hacerlo, pero ser expulsado de la Casa Blanca igualmente.

Después de casi cuatro días de agónico conteo que llevaron a la victoria de Biden el sábado, Trump seguía insistiendo en que la batalla no había terminado. Arrojó acusaciones sin fundamento de fraude electoral, prometió una sucesión de procesos judiciales y publicó tuits en mayúsculas insistiendo que había “GANADO ESTAS ELECCIONES. POR MUCHO”.

No se esperaba que Trump aceptara nunca de forma oficial su derrota, según personas cercanas al mandatario, pero era probable que, aunque reacio, abandonara la Casa Blanca al final de su mandato.

Sus esfuerzos continuados por describir los comicios como injustos están considerados como un intento de aliviar el golpe a su ego y de mostrar a sus leales seguidores que sigue luchando. Eso podría ser clave para mantenerles motivados para el siguiente acto.

“Piensa pelear”, dijo el asesor económico de Trump Larry Kudlow cuando empezaba a estar claro que el presidente iba a perder.

(Visited 19 times, 1 visits today)

Artículos relacionados