Un sitio de vacunación contra Covid-19 de Texas rechazó a indocumentados

Estados Unidos

Jesús Díaz, un prediabético de 61 años, había esperado meses para conseguir una cita en un sitio de vacunación contra el coronavirus en la región del Valle del Río Grande, en Texas.

Pero cuando el inmigrante mexicano indocumentado llegó al frente de la línea de la clínica de vacunación de la Universidad de Texas en el Valle del Río Grande el fin de semana pasado, después de una espera de cuatro horas, un miembro del personal le dijo que no sería vacunado.

“Las vacunas aquí son exclusivas para ciudadanos estadounidenses y residentes legales de este país”, dijo Díaz a The Washington Post, que le dijo un miembro del personal. “No podemos ayudarte. Lo siento mucho, pero estas son las reglas”.

Pero aunque Díaz lo sabía, también temía que los miembros del personal pudieran llamar a las autoridades de inmigración si él causaba una escena, así que después de una breve discusión, cedió su lugar en la fila y se fue sin vacunar.

“Sentí tanta vergüenza e ira al mismo tiempo”, dijo Díaz a The Washington Post. “Me sentí discriminado, pero no quería seguir insistiendo”.

Racismo, discriminación y riesgos de salud

Díaz no estaba solo. Al menos 14 personas han sido rechazadas por error de los sitios de vacunación de la universidad debido a su residencia o estatus migratorio, dijo un portavoz de la universidad a The Post, ilustrando una de las muchas barreras que enfrentan los estadounidenses indocumentados para vacunarse.

Los expertos en salud dicen que una avalancha de información errónea se ha dirigido a la comunidad indocumentada, que también enfrenta temores persistentes de que las autoridades puedan verificar su estado migratorio en las clínicas.

Entre los inmigrantes latinos, las afirmaciones falsas sobre vacunas se están propagando tan rápido como el virus.

Desde entonces, la universidad se disculpó por negarle las dosis de la vacuna a Díaz y a otros pacientes elegibles, y agregó que su personal recibió instrucciones incorrectas sobre cómo interpretar la guía estatal.

“Sabemos que espera algo mejor de nosotros, y lamentamos profundamente no mantener nuestro estándar de excelencia en un momento en que nuestra comunidad más nos necesita”, dijo John H. Krouse, decano de la facultad de medicina de la universidad, en un Declaración del jueves.

 

(Visited 14 times, 1 visits today)

Artículos relacionados